BUSCANDO LA CURA

Qué contó el argentino que ya recibió la vacuna de Oxford

Pablo Berra dio detalles sobre posibles efectos secundarios, y lo más importante: la inmunización. Entrá y enterate.
jueves, 13 de agosto de 2020 · 10:24

Pablo Berra nació en Lomas de Zamora, se crió en Santiago del Estero, y desde hace 12 años vive en Sudáfrica. El país es actualmente uno de los más golpeados por la pandemia: ya suma 570 mil casos. Cuando se anunció que la Universidad de Oxford estaba desarrollando una vacuna, mundialmente se generó una gran expectativa. Y para Pablo, eso se tradujo en inmediatamente presentarse como voluntario apenas vio la publicidad en televisión.

 

En Argentina la expectativa también crece, luego de que se conociera que el país, junto a México serán los encargados de fabricar la vacuna de la casa de altos estudios britanica. Pablo ya participó de la evaluación de la fase 3 y dio detalles importantes: "Está comprobado que la vacuna funciona" dijo.

 

"Este lunes, al cumplirse un mes de la primera aplicación, me van a dar la segunda dosis. Se ha comprobado que con una sola dosis el 95% de los vacunados genera los anticuerpos necesarios, pero para que se cubra el 100% es necesaria la aplicación de dos dosis", contó Berra en el inicio de la charla.

 

Uno de los puntos clave en el desarrollo de una vacuna, es que sea segura para quien se la aplique. Sobre los efectos secundarios, el voluntario argentino comentó que solo tuvo "un malestar al segundo día: chuchos de frío, dolores musculares y de cabeza". Y aclaró: "Estoy conectado con la universidad las 24 horas. Me habían comentado que me podía sentir mal al principio. Me dijeron que tomara un Paracetamol y listo. Fue solo eso".

 

Y el punto central, es la efectividad: Berra comentó: "Soy muy optimista. Todos los que participamos en el voluntariado generamos los anticuerpos. Ya está comprobado que la vacuna funciona. Lo que hacen en Sudáfrica, al igual que ya se está haciendo en Brasil donde también hay una Fase 3, es demostrar que los voluntarios no tenemos ningún daño generado por la vacuna".

 

Además Pablo contó cómo decidió ser parte del estudio: "Desde que Oxford eligió a Sudáfrica para llevar a cabo la fase 3, comencé a interiorizarme. Hubo una campaña por televisión y los médicos pedían voluntarios. Al ver una nota que le hacían a una médica envié un correo electrónico y me llamaron a los 10 ó 15 minutos", relató.

 

El voluntario aseguró además que recibe un monitoreo permanente de parte de Oxford: "Voy todos los lunes al laboratorio, me sacan sangre y me hacen el hisopado. Siempre me reúno con la doctora y charlamos sobre mi evolución durante la semana".

Comentarios

Otras Noticias