INSPIRADO EN PERSONAJES

Convierte artículos cotidianos en exoesqueletos

El artista construye sus trajes de robot con materiales 100 por ciento reciclados, a veces rescatados de la basura real.
lunes, 4 de enero de 2021 · 16:51

Peter Kokis, conocido como el “Transformador de Brooklyn”, se ha convertido en una figura muy reconocible en Nueva York, gracias a un arsenal de impresionantes exoesqueletos de robots hechos con todo tipo de elementos cotidianos.

El ex piloto militar comenzó a confeccionar sus ahora famosos exoesqueletos después de bromear con una ex novia. En un momento, durante una conversación, ella le dijo: "estás demasiado estresado, necesitas relajarte y hacer algo fuera de lo común", y él decidió que tenía razón.

Utilizando su experiencia en la aviación, comenzó a convertir cosas que tenía en la casa en un exoesqueleto impresionante que se conoció como Squid Boy. Pero eso fue solo el comienzo, ya que a lo largo de los años confeccionó disfraces inspirados en personajes como Transformers, Terminator o los Xenomorphs of Alien.

El artista construye sus trajes de robot con materiales 100 por ciento reciclados, a veces rescatados de la basura real. Algunos incluyen elementos aleatorios como coladores de lata, rebanadoras de huevos, soportes de papel higiénico o desagües de cocina, aunque es imposible notarlo al mirarlos, ya que Kokis ha hecho un excelente trabajo al ensamblarlos. "De hecho, utilizo mi experiencia en la aviación para construir mis robots. Así que los hago redundantes y los hago modulares para poder actualizarlos", aseguró el ex piloto.

Peter Kokis tiene actualmente nueve exoesqueletos originales, algunos de los cuales pesan tanto como él. Pero no es el peso lo que las hace difíciles de usar durante el verano, sino el calor que se acumula en el interior. Con ese fin, entrena su cuerpo trabajando en su casa con todas las ventanas cerradas y sin aire acondicionado en los calurosos días de verano. Alex y Aaron Craig, que cubrieron el trabajo de Peter en su corto documental One Man’s Trash, lo descubrieron por las malas.

"Hacían fácilmente 120 grados dentro de su casa. Estábamos empapados de sudor durante el rodaje, pero él estaba perfectamente cómodo. Lo hace para tener su cuerpo preparado para el calor cuando está dentro de los trajes de 170 libras", afirmaron los hermanos Craig. 

Pero, Kokis, quien construyó todos sus impresionantes exoesqueletos en la mesa de su cocina, ha sacrificado más que la comodidad por su pasión. Ha renunciado a las relaciones románticas después de que le dieron a elegir entre sus robots y su novia.

 

Comentarios