AMORES VIRTUALES

Se enamoró por Internet, viajó a África, y fue secuestrado

Un empresario italiano vivió una odisea en Costa de Marfil, apresado por una banda de secuestradores.
jueves, 13 de enero de 2022 · 16:21

Claudio Formenton se enamoró de Olivia Martens, oriunda de Costa de Marfil, tras haberle enviado una solicitud de amistad por Facebook. El italiano de 67 años empezó una fluida conversación digital con la marfileña, que terminó de una manera impensada: con un secuestro, una aventura penosa, un rescate, y la certidumbre de que Olivia... no existía.

El empresario, aceptó visitar a Martens, después de una invitación expresa que ella le hizo. También le pidió dinero, que él no concedió.  Llegó al país el 27 de noviembre de 2021. El veneciano le había dicho a su familia que viajaría al país africano con el propósito de colaborar con los voluntarios de la comunidad misionera de Villaregia.

Ese día, Formenton fue recibido en el aeropuerto de Abiyán por un hombre que llevaba un cartel en el que se leía su nombre y apellido. El empresario confió. Pensó que Martens le había facilitado un taxi para que su llegada al país fuese más amena. Ahí comenzó su calvario.

El empresario fue trasladado a un hotel en la ciudad de Bonoua y encerrado en una habitación, sitio en el que permaneció durante tres días incomunicado. A través de la investigación que encabezó la Fiscalía de Roma se logró saber que, previo a su rescate, el veneciano estuvo cautivo en un bosque, encerrado en una guarida.

Una vez resguardado, el hombre fue sometido a un test de COVID-19. Tras confirmarse su resultado negativo, pudo reencontrarse con sus familiares. Tanto él como sus íntimos agradecieron al cuerpo de Carabinieri, a la Unidad de Crisis de la Farnesina y al abogado de la familia, Stefano Marrone, quien siguió al detalle la investigación.

Al escuchar su relato, las autoridades italianas sospecharon de la inexistencia de Martens. También creen que la “relación virtual” entre ambos fue protagonizada por una banda de secuestradores que buscaban quitarle dinero.

Olivia Martens, presumiblemente, no existe. El amor, en ciertos casos, puede ser una trampa. Casi siempre es así cuando se siente de un solo lado.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias