ALINEACIÓN A LA POLÍTICA ENERGÉTICA DE TRUMP

La cuenca emblema de EEUU al borde de fusiones y adquisiciones

Los datos de producción de la cuenca de “Permian arrojan muy buenos resultados, pero su auge no corresponde con las ganancias” expresaron asistentes a la conferencia anual.
jueves, 28 de marzo de 2019 · 10:44

La conferencia anual CERAWeek by IHS Markit es el ámbito donde ejecutivos de empresas petroleras y funcionarios de la OPEP se reúnen para tratar temas del desarrollo energético global. El encuentro realizado la semana pasada en Houston, contó con la participación de los principales ejecutivos de Exxon Mobil Corp. y Chevron Corp. que presentaron sus planes de crecimiento para la cuenca de Permian.

 

El Director Ejecutivo de Exxon, Darren Woods, fue contundente en su evaluación para alcanzar el objetivo de 1 millón de barriles de petróleo por día en el 2024, describió en su portada Bloomberg a principios de semana. “La meta es superar toda la producción de Libia” y en este este sentido el ejecutivo dijo que "estamos cambiando el juego", enfatizando el enfoque de la compañía en favorecer pequeños intercambios de acres en lugar de grandes acuerdos corporativos.

 

La estrategia de los “major players” ponen al borde de una crisis financiera a los productores independientes. Desde hace un tiempo que los accionistas y bancos están perdiendo la paciencia con los resultados poco alentadores de las compañías independientes de esquito. Las empresas locales solicitaron prestamos por más de “U$D 200 millones en los últimos ochos años” con el objetivo de aumentar la producción. A cambio, prometieron las ganancias que fluirían tan rápido como el petróleo.

 

Los datos de producción de la cuenca de “Permian arrojan muy buenos resultados, pero su auge no corresponde con las ganancias” expresaron asistentes a la conferencia anual. En una década las productoras independientes se beneficiaron con tasas de interés cercanas a cero que les permitió continuar con las perforaciones, pero el crecimiento ilimitado está llegando a su fin, sostuvo el informe de la agencia de noticias.

 

“El interés en fusiones y adquisiciones se encuentra en su nivel más alto en casi una década” dijo Michael Roomber del fondo Miller/Howard Investment Inc.  Se observa como los “grandes jugadores se comen a los pequeños”. Este comentario no ha pasado desapercibido en la conferencia anual, que también contó con la presencia del Secretario de Estado, Mike Pompeo, quien instó a la industria petrolera a trabajar con la administración Trump para “promover los intereses de la política exterior” de ese país –especialmente en Asia y en Europa- y castigar a los que llamó “malos actores”.

 

Habrá que seguir con detenimiento las acciones que tome el país del norte, ya que es la primera vez –al menos en la historia reciente- que funcionarios estadounidenses han considerado a la producción y exportación de petróleo para obtener ventajas geopolíticas. Una de las últimas veces que EEUU influyó en la producción y comercialización fue antes de la Segunda Guerra Mundial cuando detuvo las exportaciones de petróleo a Japón. La historia narra que el bloqueo de petróleo a Japón fue uno de los factores atenuantes que provocaron el ataque a la base naval de Pearl Harbor en la mañana del 7 de diciembre de 1941.

 

Al parecer, las botas de vaquero y las hebillas de cinturón están dando paso a los trajes elegantes y corbatas de seda en los campos petroleros de Estados Unidos con la mirada puesta en la creciente influencia del mercado petrolero mundial del país del norte y las alianzas de la administración Trump con los grandes jugadores.

 

Por Raúl Oscar Vila

26/03/19

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
100%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias