Sauzal Bonito podría aprender de los ingleses

La mirada tuerta de la Vaca Muerta

Los reclamos llegaron a los escritorios de los gerentes y el gobierno provincial accedió a instalar sismógrafos en la zona. Aún faltan instalar 18 de los 20 que contempla el proyecto original. El desafío no está en los fierros sino las personas.
lunes, 29 de julio de 2019 · 13:41

El pasado mes de marzo, mientras la campaña electoral por el sillón de la calle Roca llegaba a su fin, Sauzal Bonito volvía a sentir los temblores. Los reclamos de los habitantes llegaron a los escritorios de los gerentes y el gobierno provincial accedió a instalar sismógrafos en la zona.

Aún faltan instalar 18 de los 20 sismógrafos que contempla el proyecto original. Pero como en todo proceso de cambio el reto no está en los “fierros” sino las “personas”; o más evidente, el reto político y social no se encuentra en la instalación de sismógrafos, sino en el proyecto de una legislación provincial que permita la realización de múltiples actividades resguardando las personas y el ambiente.

El desafío será consensuar los procedimientos, protocolos y normativas que deberá regir en la provincia para todas las actividades industriales que potencialmente puedan inducir sucesos sísmicos, como la minería, la geotermia, las represas hidroeléctricas o la misma actividad petrolera.

La administración Gutiérrez mira la realidad neuquina como un tuerto. Resalta las virtudes que han tenido otros países con los no convencionales, pero poco trabaja en la adaptación y/o creación de las nuevas leyes o normativas. En otros países, los grandes estados que conviven con eventos micro sísmicos inducidos se rigen por normativas y sistemas de monitoreo por semáforo en línea que permiten desarrollar las actividades en forma controlada, llevando seguridad a las poblaciones y garantizando las condiciones de operación.

En Reino Unido, el responsable de la operación debe incorporar en el área sismógrafos para monitorear la actividad. En caso que se registren eventos sísmicos mayores o iguales a 0,4 en la escala de Richter, debe detener la inyección durante al menos 18 horas, reducir la presión y observar la sismicidad informando a la autoridad de aplicación.

Bajo estrictas normas de operación, Cuadrilla Resources, una mediana empresa de exploración y producción de petróleo y gas fundada en 2007 con sede en Bamber Bridge, Lancashire, comunicó el pasado 11 de julio que movilizará en el tercer trimestre sus equipos para realizar las pruebas de fractura y flujo de gas natural, en el segundo pozo horizontal PNR2 en Preston New Road, en el condado de Lancashire, Reino Unido.

Los trabajos de fractura del primer pozo denominado PNR-1z, con objetivo en la formación Bowland Shale, debieron detenerse en múltiples ocasiones debido a la detección de eventos micro sísmicos que excedían la magnitud de 0,5 en cercanía del sitio.

El procedimiento estricto y rigurosamente supervisado por funcionarios del Reino Unido generó importantes retrasos en el programa de trabajo de la compañía, que solo alcanzó a completar dos fracturas de las 41 etapas diseñadas e inyectar el 14% de la arena planificada en el primer pozo.

El próximo programa del pozo exploratorio PNR2, en cercanía de la parroquia de Westby-with-Plumptons, está destinado a mostrar “la enorme oportunidad comercial de gas natural del shale del Reino Unido y garantizar los datos a las autoridades de aplicación para justificar una revisión técnica del límite extremadamente bajo de la sismicidad inducida” comunicó la empresa en un informe a la comunidad.

“Los trabajos realizados hasta la fecha están convirtiendo al sitio (al área) más monitoreado en el mundo. Cada trabajo, cada registro respalda que se trata de una operación completamente segura, bien administrada y estrictamente regulada” dijo Francis Egan, director ejecutivo de Cuadrilla Resources.

Vista aerea de la locacion

Con la implementación de este estricto proceso las autoridades del Reino Unido y las empresas petroleras confían que se obtenga un registro confiable para iniciar una revisión técnica de la actual normativa que modifique el rango de magnitud dentro del sistema de monitoreo en línea.

Para Francis Egan una de las diferencias claves estará en el fluido de fractura. “Se trabajó para que sea más viscoso y mejore el desempeño operacional bajo las regulaciones micro sísmicas” dijo a la prensa especializada. La compañía decidió cambiar “el tipo de fluido haciéndolo más viscoso para que pueda inyectar mayor cantidad de arena en la roca”.

“El fluido ha sido revisado y aprobado por la Agencia de Medio Ambiente como no peligroso para el agua subterránea. El nuevo plan operará con el sistema de semáforo en línea para la sismicidad inducida” registrando todos los eventos hasta llegar a 0,5, expresó el ejecutivo de la firma inglesa. Por otro lado, las autoridades ambientales se comprometieron a monitorear los trabajos y gestionar los permisos en línea para continuar las etapas de fracturas hasta una magnitud de 2,5 grados en la escala de Richter.

El Reino Unido tiene la visión de compatibilizar las necesidades que requiere la industria y las de las poblaciones. Neuquén, al parecer, se conforma con dos sismógrafos. La mirada tuerta de la Vaca Muerta.

3%
Satisfacción
14%
Esperanza
25%
Bronca
51%
Tristeza
0%
Incertidumbre
3%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias