Un alerta para operadoras y provincias

La distancia entre pozos podría generar pérdidas multimillonarias

Un informe publicado recientemente por una consultora norteamericana determina que los cálculos de separación de pozos son inexactos y costos. Un riesgo tanto para la operadora, los socios y los estados
domingo, 29 de septiembre de 2019 · 00:44

En Estados Unidos la distancia entre pozos horizontales casi siempre se informa como una medición única, es decir, en números redondos. Algo similar ocurre en Argentina y en especial en las locaciones (sección) de Vaca Muerta.

El informe publicado por Enderus (ex Drilling Info) define que “el  inconveniente de aceptar estas cifras o medición tan simplistas puede llevar a los productores de esquito bituminoso a cometer errores multimillonarios” cuando se trata planificar la próxima campaña de perforación.

El método tradicional se basa en un único parámetro conocido como medición de punto medio entre pozos. El nuevo método presentado por Enverus, y publicado en una revista especializada, utiliza 300 entradas diferentes para llegar a una mejor respuesta. El estudio detalla la distancia entre pozos horizontales y el impacto que la distancia tiene en la producción.

Según el informe, “las operadoras utilizan una métrica engañosa subestimando y/o sobreestimando la verdadera distancia entre pozos productores”. Destaca que “el espaciado inexacto tienen efectos dominó en todas las partes de la industria”.

Este análisis es parte de un conjunto de herramientas y llega en el momento justo para reducir los resultados decepcionantes que arrojaron las últimas campañas de perforación. Desde hace unos meses, el mercado de capitales desaceleró el financiamiento debido a las dificultades en los flujos de caja que presentaron los proyectos en los Estados Unidos.

Si bien en Vaca Muerta las inversiones se están desacelerando producto de las últimas decisiones políticas y la incertidumbre electoral, los analistas consideran que los ingenieros deberán implementar nuevas herramientas para evitar los mismos errores que sus colegas de Estados Unidos.

Malestar de punto medio

La consultora Enverus utilizó varios estudios de caso para mostrar que juzgar mal el espaciado de los pozos llevó a los productores a perforar en exceso sus activos. El resultado fue una baja severa en el valor actual neto de la sección.

Para llegar a esta conclusión se utilizó datos de la cuenca de Williston. La empresa explicó que cuando una área de perforación de 12 pozos se convierte en una sección de 10 pozos, esto significa que “el operador sobreestimó el valor en aproximadamente un 22%”.

El efecto secundario de este escenario “se traslada directamente a los socios, los propietarios y el Estado”. Es decir, “el valor real de las regalías cae un 10% en la proyección original”.

Más grandes, menor producción

Encontrar la estrategia de desarrollo ideal no se trata solo de un buen espacio. La consultora presentó un estudio de caso en el que un operador incrementó de seis pozos a ocho pozos por sección. El resultado fue “una pérdida de productividad del 30%”, considerando que el programa de seis pozos era, de hecho, la mejor combinación.

El ejemplo proporcionó algunas otras ideas sobre la llamada relación padre-hijo que existe entre pozos vecinos. “Si bien los pozos parentales sufren cierta degradación de la producción por la actividad, son los pozos más nuevos los que más sufren”  explica el informe.

Una mirada a los pozos infantiles completados en 2017 y 2018 muestra que son aproximadamente la mitad de productivos que sus pozos  padres de 2015 y 2016. "Aunque la degradación del rendimiento de la cuenca puede no ser todo debido a la interferencia del pozo y los problemas entre padres e hijos, el análisis de espaciado muestra que claramente está jugando un papel", concluyó el informe.

Fuente: JPT

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
50%
Bronca
0%
Tristeza
50%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias