El objetivo de llegar a 3000 metros de rama lateral

AESA y una nueva tecnología para Vaca Muerta

La nueva unidad responde a una alianza entre AESA y DWS. Su objetivo es la rotación de tapones en pozos no convencionales con ramas horizontales extensas. La nueva tecnología alcanzó se probó con éxito en cinco pozos “on shore” de América del Norte
miércoles, 29 de enero de 2020 · 13:34

AESA realizó una alianza estratégica con la firma DWS (Deep Well Services) de Estados Unidos. El convenio consistió en la fabricación de un nuevo equipo denominado AESA S01 (Snubbing) que permite realizar maniobras e intervención de pozos laterales de más de 3000 metros.

La perforación de pozos horizontales se ha vuelto la regla en el desarrollo de recursos no convencionales. Aumentar la productividad y el contacto con la formación por medio de largas tramos laterales (“ramas”) es clave para cualquier operadora.

La extensión horizontal de los pozos es cada vez mayor, al igual que los desafíos que enfrentan los métodos de terminación. A medida que aumentan los metros horizontales perforados los métodos tradicionales experimentan restricciones imponiéndose nuevas tecnologías. La continua búsqueda de iniciativas para la optimización de operaciones ha sido una constante en el desarrollo de la formación Vaca Muerta

AESA en conjunto con YPF llevó a cabo un relevamiento de las alternativas de mercado existentes para aportar nuevas soluciones. Los “plays” no convencionales de USA fueron el marco de estudio y esos antecedentes describieron la complejidad asociada a la terminación de pozos de formaciones no convencionales y el desafío para la tecnología aplicada hasta este momento.

Las unidades de snubbing diseñadas para trabajar en pozos con presión y laterales largos tiene la capacidad de montar y desmontar cañerías en mucho menos tiempo que un equipo de torre convencional. Estos equipos evolucionaron con la incorporación de mecanismos hidráulicos (HCU Hydraulic Completion Units) convirtiéndose en una herramienta para intervenir eficientemente en las perforaciones.

Los HCU usan sistemas hidráulicos comparables a los equipos de torre. El impacto asociado a la ocupación de equipos e instalaciones (“footprint”) es un 50% menor y pueden usarse en locaciones de cualquier tamaño y configuración. La HCU se ubica directamente sobre la cabeza del pozo y requiere espacio limitado para equipos de apoyo, dando a los operadores la opción de reingreso, para seguir perforando en locaciones con pozos o con la infraestructura existente.

La nueva unidad denominada AESA SO1 será utilizada en el rotado de tapones, aunque tiene además la capacidad para perforar, “pescar” o lo que la operación requiera. La ventaja es que esta unidad no tiene límite en la extensión lateral a intervenir e incrementa la eficiencia en el transporte de restos de materiales del pozo con mayor velocidad, flujo continuo y mayor caudal y eficiencia operativa.

Según la compañía de servicios, esta tecnología alcanzó con éxito la profundidad total y terminación de los cinco pozos “on shore” más largos de América del Norte por lo que el equipo AESA S01 representa la solución óptima para ramas laterales largas. El nuevo equipo que se construyó en USA completó recientemente la prueba técnica FAT (Factory Acceptance Test) y será trasladado a Neuquén para iniciar la etapa de capacitación y entrenamiento previo a los trabajos de campos previstos para el segundo semestre del año.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias