PLAN GAS

Provincias petroleras condicionan el Plan Gas 4.0

Mientras el Gobierno Nacional redacta el decreto del Plan Gas 4.0 (PG4); algunas provincias petroleras elaboran borradores de incentivos fiscales para reemplazar la ausencia de políticas del sector.
lunes, 26 de octubre de 2020 · 00:18

La modificación de la ley 17.319 sancionada hace solo seis años otorgó la posibilidad a las Autoridades de Aplicación provincial y nacional de reducir y/o aumentar los conceptos de regalías hidrocarburiferas.

Como en el 2014 cuando los gobernadores impulsaron reformas impositivas en la ley 17.319 (Hidrocarburos); en estos días las provincias más castigadas intercambiaron ideas que contribuyen a elevar la producción y reducir el desempleo dentro de sus fronteras territoriales.

La ley de Hidrocarburos establecía en concepto de regalías el 12% de la producción bruta en boca de pozo. La ley 27.007 publicada en el Boletín Oficial el 31 de octubre de 2014 modificó algunos aspectos de la ley original vinculados especialmente con la exploración y explotación de hidrocarburos no convencionales.

La nueva normativa otorgó rango legal a la figura de la concesión de explotación no convencional que en su momento fue creada por el Decreto 929/13. Algunos hombres vinculados por ese entonces a la política recordaron que el texto de la ley 27.007 debió ser acordado “previamente con los estados provinciales” (Mendoza, Santa Cruz, Chubut, Neuquén, Río Negro, Salta, Formosa, La Pampa, Jujuy y Tierra del Fuego) antes que se tratase en el Congreso Nacional.

El acuerdo significó actualizar los valores del canon manteniendo un 12% en concepto de regalías y la posibilidad de “reducir y/o aumentar con topes para casos excepcionales”. Con esta modificación las provincias comenzaron a percibir el 12% más el 2 o 3% según cada contrato de concesión.

El artículo 6 de la ley 27.007 introduce la posibilidad de reducir las regalías hasta el 50% por parte de la Autoridad de Aplicación provincial o nacional para proyectos de Producción Terciaria, Petróleo Extra Pesados y/o Costa Afuera.

El mismo artículo define a los Proyectos de Producción Terciaria a todos aquellos que apliquen técnicas de recuperación mejorada de petróleo (Enhanced Oil Recovery-EOR- ó Improved Oil Recovery-IOR-), y proyectos que requieran tratamiento especial por su calidad de crudo (Extra Pesado).

En realidad, esta modificación solo impacta sobre la producción Terciaria que apliquen técnicas de recuperación mejorada (EOR-IOR) y no para las actividades no convencionales. En cambio, los beneficios del PG4 están únicamente sobre ciertas áreas de la cuenca neuquina y los desarrollos off shore, dejando fuera de los beneficios a las compañías que operan áreas convencionales en el resto de las provincias petroleras.

Para algunos analistas el Plan Gas 4 (PG4) anunciado por el presidente Alberto Fernández en el yacimiento estrella de YPF, Loma Campana, es una encerrona a los estados provinciales petroleros.

En este sentido, provincias como Mendoza, Río Negro, Chubut y La Pampa elaboraron un borrador destinado a la actividad convencional que posibilita el incentivo a la producción de pozos parados a través de un “bono fiscal”.

La propuesta consiste en que la concesionaria del área reactive los pozos a través de las técnicas de EOR e IOR, y a cambio los estados emitirían un bono fiscal o diferimiento impositivo para descontar en los 12 y/o 24 meses siguientes un porcentaje de Ingresos Brutos y regalías hidrocarburíferas.

Esta medida apunta a reactivar más de 320 pozos convencionales que se encuentran parados en las provincias de Mendoza, Río Negro y La Pampa; donde su producción podría ser destinada al mercado interno o externo.

El acuerdo celebrado el 16 de septiembre de 2014 entre el Estado Nacional y la OFEPHI establece que se deberá “propiciar un tratamiento fiscal uniforme que promueva las actividades hidrocarburíferas” en los respectivos territorios.

Para algunos gobernadores, la propuesta implica un ajuste en sus cuentas fiscales que deberá ser compensado con aportes del Tesoro Nacional. El concepto que persiguen es la recuperación petrolera de sus áreas al igual que el PG4 persigue la recuperación de Vaca Muerta.

Lo cierto es que para llevar adelante esta propuesta de Bono Fiscal o diferimiento impositivo es necesario contar con el acuerdo del resto de los estados provinciales y del propio Gobierno Nacional.

Al parecer, el retraso en la publicación de PG4 no solo responde a obtener el consenso de las principales empresas gasíferas, sino también de los gobernadores petroleros que influyen en la decisión del Congreso Nacional. Esta situación implicó el celoso monitoreo en estos últimos días del Ministerio de Economía a cargo de Martín Guzmán, y la condición que se apruebe sin modificaciones la Ley de Presupuesto.

En este escenario de reactivación e incentivos a la producción gasífera, las provincias más perjudicadas observan que Neuquén, Santa Cruz y Tierra del Fuego concentrarán la mayoría de la inversión, generando de esta forma una nueva división de la Argentina post pandemia.

Comentarios