La demanda global baja y pone en jaque a la actividad mundial

La OPEP, el coronavirus y la posición de Rusia

La OPEP presiona para realizar recortes más profundo y Rusia no está convencida. El valor del barril esta llegando a los los valores del 2008. Las consultoras están ajustando sus pronósticos. El Brent tuvo un impacto negativo del orden del 14% en un mes.
viernes, 7 de febrero de 2020 · 09:27

“La desaceleración de la actividad industrial de China y el cierre de fábricas en medio del brote de coronavirus está causando el peor choque a la demanda de petróleo”, es el resumen de los titulares de los principales medios energéticos.

El jefe de investigaciones de Goldman Sachs, Jeff Currie, comentó que "estimamos que la demanda en China bajó de 2 a 3 millones de barriles por día, lo que está a la par con el 2008/2009".

Tanto los inversionistas como los directores ejecutivos de las grandes corporaciones están preocupados por los recientes indicadores. Las refinerías chinas redujeron las operaciones a causa de la débil demanda de combustible mientras que las grandes petroleras compiten por encontrar compradores en el mercado spot fuera del país asiático.

Bajo este inseguro panorama mundial, concluyó ayer en Viena -luego de dos días de intensas deliberaciones- la reunión técnica de la OPEP y sus aliados donde analizaron el impacto del coronavirus en el mercado petrolero mundial.

Según un cable de la agencia EFE, la OPEP y sus aliados pretenden realizar “recortes más profundos en la producción del crudo para evitar un exceso de oferta, causada por la caída del consumo a raíz del brote mundial de coronavirus y la desaceleración de la demanda de China”

Por su parte, la agencia Reuters informó que “la recomendación es un recorte de 600.000 bpd, pero Rusia ha solicitado más tiempo para realizar consultas”. La realidad es que Rusia -luego del colapso del 2014- sistemáticamente ha realizado presupuestos conservadores en función de un valor del barril más bajo que el precio promedio de mercado. Por esta razón es que la posición de Rusia no sorprende a los analistas.

Arabia Saudita continúa presionando para implementar mayores recortes, sin tener en cuenta que Libia pasó de 1,3 millones de bpd a 300.000 bpd debido al bloque continuo de sus terminales. Un recorte de 1 millon de bpd que notoriamente los precios del barril se mostraron indiferentes.

Antes de la epidemia los analistas consideraron un aumento del consumo del orden de los 1,2 millones de barriles día. En la actualidad, las principales consultoras internacionales están revisando sus pronósticos y estiman que "la demanda mundial se reducirá en 500.000 barriles día durante el 2020".

Este jueves el Brent se cerró en U$D 54.42 por barril, un 14,5% respecto al mes anterior, lo que significa que en lo que va del mes el barril perdió U$D 9,23. Si bien en Argentina los valores del petróleo están congelados, es posible que esta desaceleración global termine equilibrando el precio interno de los combustibles.

Comentarios