En plena pandemia...

La mezcla explosiva: EDVSA, PyMES y UOCRA

La empresa presentó en la Subsecretaria de Trabajo un escrito para desvincular a 500 trabajadores de la UOCRA. En la nota detalla los ocho proyectos que rescindio YPF en los yacimientos neuquinos.
domingo, 10 de mayo de 2020 · 00:00

A los 520 pequeños y medianos acreedores que supo cosechar EDVSA como pasivo en estos ultimos meses, la semana que inicia se sumarán 550 familias que viven de las obras en los yacimientos de YPF.

El representante de Recursos Humanos de Electrificadora del Valle SA, Felix Carbajal, notificó a la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia la desvinculación del personal afectado a los frentes de trabajo de las baterías 2, 3 y 4 de los yacimientos de YPF.

Según consta la nota -sin membrete ni sello- presentada el 8 de mayo; el Aislamiento, Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) que implementó el Poder Ejecutivo Nacional y la depreciación del barril de petróleo en el mercado internacional condicionó “negativamente la economía local y específicamente en la industria hidrocarburífera y sus derivados, entre ellos, la actividad de construcción en los yacimientos” expresa la misiva.

Para la empresa, el actual escenario afectó la continuidad de las obras en los yacimientos Loma Campana, La Amarga Chica y  las tareas en la Subestación Transformadora. Las mismas pasaron de “una suspensión de contrato de obra por fuerza mayor, a una inmediata rescisión por igual causa e idénticas condiciones”.

Según la empresa que supo ser impulsora del clúster Vaca Muerta y participar en reuniones de Houston y Alemania junto a funcionarios del gobierno provincial; su cliente (YPF) desafectó ocho proyectos desde el inicio de la pandemia. 

En la misiva dirigida al Subsecretario Ernesto Seguel expresó que es “imperioso articular sacrificios compartidos, con el afán de superar la situación de crisis, apuntando al sostenimiento de la empresa y resguardando los derechos de los trabajadores de esta actividad quienes por el particular régimen de trabajo poseen el fondo de cese al cobro”.

Por un lado, resulta extraño y hasta llamativo que YPF desafecte proyectos a los pocos días del nombramiento de Sergio Affronti como CEO de la compañía; y por otro, que la medida adoptada vaya totalmente en dirección opuesta a la decisión del Gobierno Nacional desde el inicio de la pandemia.

Sin lugar a dudas, transferir el pasivo a 520 empresas y solicitar “sacrificios compartidos” a más de 500 trabajadores podría convertirse en un caso de estudio para las principales universidades extranjeras. Solo tendrá que desactivar la mezcla explosiva que EDVSA inició hace apenas unos meses.

Comentarios