Pandemia petrolera

Retiros Voluntarios, imposibilidad de pago y suspensiones

A solo unos pocos días de cerrar los acuerdos entre los sindicatos y las cámaras petroleras, las empresas de servicios y la CEIPA -como si fuera una operación orquestada- salieron a comunicar de distinta forma la falta de disponibilidad de fondos para hacer frente a los sueldos del mes de abril.
lunes, 4 de mayo de 2020 · 00:00

El acuerdo entre las cámaras y los sindicatos establecía el compromiso de abonar a cada trabajador el 60% del salario percibido en el mes de febrero. Los propios empresarios iniciaron distintas estrategias para minimizar los impactos negativos que les genera en sus balances el pago de los salarios de los empleados.

Durante el fin de semana circularon en las redes sociales las comunicaciones internas de las empresas de servicios. Schlumberger y Cameron recordando el “retiro voluntario”; San Antonio explicando la “imposibilidad de pago”; Pecom abriendo un “programa de retiro”; Weatherford anunciando la “suspensión de tiempo completo” y la CEIPA -que agrupa a las pequeñas y medianas empresas de la región- notificando que “están al borde de la quiebra”.

La primera en proponer a sus empleados un Programa de Retiro Voluntario fue Schlumberger. Olivier Le Peuch inició el año pasado una profunda restructuración de los negocios de la compañía y dentro de esta estrategia, ofrecieron a sus empleados -en marzo y abril- la indemnización que les corresponde por ley más una bonificación adicional del 100% sobre el monto correspondientes a la indemnización por antigüedad.

En cambio, Halliburton que actualmente es dirigida por Jeff Miller, recurrió a una comunicación firmada por el Vicepresidente de Argentina, Jorge Rivera, en donde comenta que “las remuneraciones correspondiente al mes de abril serán abonadas en dos partes; un anticipo en el día de la fecha y cuanto antes sea posible se abonará el saldo restante”.

Weatherford es otra de las empresas que publicó la “suspensión de tiempo completo” para sus empleados. En la comunicación  -que no lleva firma- explica que “la crisis en la que se encuentra nuestro país, agravada por el brote de coronavirus…. nos coloca en una coyuntura de inestabilidad internacional que condiciona e impacta negativamente…”

El ex VP de Operaciones de YPF y actual CEO de San Antonio, Jesus Grande, informó que “la disponibilidad de fondos” de la compañía se encuentra “seriamente restringida (y) a la espera de pagos significativos debidos por YPF… Bajo estas circunstancias extraordinarias nos vemos imposibilitados de pagar sueldos el próximo lunes 4 de mayo…”

Mientras tanto, Javier Gremes Cordero, actual presidente de la CEOPE y CEO de PECOM, recurrió al Director de Recursos Humanos para implementar rapidamente “un Programa de Retiro Voluntario dirigido a los colaboradores fuera de convenio, jerárquicos y UECARA” de todas las operaciones de Argentina con vigencia hasta el 31 de mayo.

En forma paralela Cristian Bergesse, Presidente de la CEIPA, manifestó que las pymes “quedamos fuera de todo y no sabemos cómo afrontar los salarios de los trabajadores y la subsistencia de nuestras empresas… estamos al borde de la quiebra”

Sólo un recorrido por las principales empresas de servicios petroleros pemite observar que la industria no está en el mejor momento. Los que saben, auguran un año difícil e insisten en que la sociedad se debe preparar para una crisis estructural y profunda. Una asignatura, que el empresariado argentino lamentablemente la mantiene pendiente. 

Comentarios