Reuniones por el Oleoducto Trasandino

Neuquén apura la vía chilena para el crudo de Vaca Muerta

El gobierno provincial y OTASA ya mantienen reuniones. El oleoducto hacia Chile podría estar operativo hacia fines del 2022 para evitar un cuello de botella en Neuquén.
jueves, 4 de noviembre de 2021 · 12:11

El gobierno provincial mantiene reuniones con los administradores del Oleoducto Trasandino, (OTASA), para ampliar la capacidad de evacuación de petróleo desde Vaca Muerta. Así lo informó a AM550, el ministro de Energía y Recursos Naturales, Alejandro Monteiro, quien confirmó que esa firma espera tener operativo ese caño estratégico para la Neuquén hacia finales del 2022.

Se trata de una puesta a punto que evitaría un cuello de botella para la creciente producción de petróleo no convencional en los bloques de Vaca Muerta.

“De acuerdo a los proyecciones que manejamos, este mes vamos a dar un salto del 8% respecto al mes anterior (registro de septiembre), al alcanzar una producción del orden de los 230 mil barriles en promedio diarios”, dijo Monteiro.

El último registro oficial de Neuquén fue de 213 mil barriles diarios en promedio, en septiembre, hasta ahora la mejor marca en 17 años.

Sin embargo, el gran desempeño de los pozos productores de los bloques ubicados en cercanías de Añelo ya plantean la necesidad de ampliar la capacidad de transporte hacia el año próximo.

La proyección es finalizar el año 2022 en unos 280 mil barriles/día; básicamente ahí sí empieza a jugar la disponibilidad de infraestructura. Porque hasta esa capacidad es lo que se podría estar produciendo y evacuando hacia principalmente el mercado interno”, dijo el titular de la cartera energética.

El grueso del crudo neuquino abastece a las refinarías de Plaza Huincul, Luján de Cuyo, Campana, Dock Sud y La Plata. En paralelo, un 10% del crudo de la provincia se exporta. Esa previsión de salida al exterior también fue incluida en el Presupuesto 2022.

En este contexto, Monteiro dijo que “para poder incrementar aún más la producción, es necesario rehabilitar el Oleoducto Trasandino” que administra OTASA, y que vincula los yacimientos neuquinos con refinerías en la Región del Biobío. Se trata de una sociedad creada en 1992 y que está controlada por A&C Pipeline Holding Company, cuyos accionistas son la empresa estatal chilena ENAP (36,25%), YPF (36%) y Unocal Argentina (27,75%).

Para ampliar ese horizonte de transporte para los yacimientos no convencionales, Monteiro informó que “desde la provincia hemos estado teniendo reuniones y trabajando con la gente de Otasa, que es la titular de ese oleoducto, y ellos están avanzando del lado argentino las tareas que hacen falta para rehabilitar dicho oleoducto con un plazo que ellos estiman para fines de 2022”.

“Por eso recién en ese momento podríamos dar un salto incremental de producción mayor a los 280.000 barriles”, señaló el ministro.

“Lo importante ahí -destacó- es que para poner en funcionamiento ese oleoducto, tenemos que tener 50.000 barriles destinados a ingresar en ese ducto”. Se trata de un tendido que cruza del otro lado de los Andes y podría habilitar una vía para la demanda interna chilena y eventuales exportaciones.

De acuerdo a lo que dijo Monteiro, para poner en marcha el tendido se necesita que al menos pueda funcionar transportando al menos “un 50% de su capacidad”. “Es lo que nos dijeron en estas últimas reuniones, con lo cual ahí hay que tener un trabajo coordinado de cómo logramos llegar en ese momento con el volumen de producción para transportar y exportar vía Chile, más todo lo que es el abastecimiento de mercado interno, más lo que se pueda exportar vía el Océano Atlántico”, una vía que viene caracterizando las exportaciones de los dos últimos años, a través del complejo de almacenamiento en la costa bonaerense de la empresa Oiltanking.

De acuerdo a los datos oficiales, en los primeros nueve meses del año Neuquén exportó unos 5 millones de barriles de crudo, el equivalente a la producción de 10 días de demanda doméstica, en torno a los 520 mil barriles de crudo en este período de la pandemia.

El pico máximo de producción de la pronvia de Neuquén se registro en la era de los convencionales: fue en 1998, con una producción de 350 mil barriles diarios en promedio. 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios