POLÍTICA SINDICAL

Pereyra continuará en el sindicato hasta el 2022

El Gobierno Nacional decidió prorrogar hasta el 2022 todas las elecciones de las asociaciones sindicales en el marco de la emergencia sanitaria. Una señal de alerta de los procesos democráticos.
martes, 23 de febrero de 2021 · 00:00

Mientras el país se enteraba del uso discrecional y político del plan de vacunación, la Secretaría de Trabajo de la Nación resolvió extender “la postergación de las elecciones en todas las asociaciones sindicales hasta el 2022”.

De acuerdo con los considerandos de la resolución 133, la Secretaría de Trabajo justificó la medida argumentando que la actual emergencia sanitaria “conlleva la posibilidad de un rebrote del virus Covid-19, como ya acontece en distintas regiones del mundo” y por este motivo es “necesario adoptar las medidas conducentes a fin de proteger la institucionalidad de las Asociaciones Sindicales de Trabajadoras y Trabajadores”.

De esta forma, el Gobierno Nacional prorrogó los plazos de suspensión de los procesos eleccionarios y las asambleas y congresos en las entidades sindicales hasta el 31 de agosto de 2021 y como consecuencia de ello, extiende los actuales mandatos por el plazo de 180 días.

Esta medida afecta a todas las entidades gremiales que debieron postergar durante el 2020 las elecciones internas, y entre ellas se encuentra el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa que preside Guillermo Pereyra desde hace 36 años.

La historia indica que para el líder sindical los procesos eleccionarios en la entidad gremial son parte de un mero trámite administrativo. Su trayectoria comenzó en 1973 como delegado en la empresa Astrafor hasta llegar a ser proclamado Secretario General en 1984. Los años ininterrumpidos en la institución lo posicionan como uno de los referentes con mayor trayectoria y prestigio en la industria petrolera.

Lo cierto es que su imagen e influencia podría desmoronarse si esta medida responde a una jugada estratégica de la coalición gobernante. Es sabido que la actual administración federal no simpatiza con el líder sindical, y la nueva decisión administrativa obliga a suspender a todas las entidades gremiales los procesos eleccionarios, exponiendo socialmente a los actuales conductores como cómplices de una futura estrategia electoral.

Si bien la medida resulta contradictoria con la posibilidad de encaminar el país y las instituciones hacia la normalidad, el acto administrativo firmado por Marcelo Bellotti termina generando una señal de alerta sobre el rumbo que tomará el Gobierno Nacional respecto a los procesos democráticos de las diferentes instituciones.

 

Comentarios