EL PRECIO DEL CRUDO

La batalla que enfrenta la OPEP vs la receta Argentina

Los analistas internacionales consideraron en sus informes que la decisión sobre la oferta a la que puedan llegar los paises productores tendrá impacto directo sobre el precio del crudo. Mientras tanto, Argentina inicia el camino para imponer un valor interno que satisfaga a los gobernadores.
jueves, 25 de marzo de 2021 · 00:00

Esta semana la agencia Bloomberg informó que Arabia Saudita y Rusia mantienen discrepancias sobre la oferta de petróleo.

Por un lado, el Raid sugiere ser “extremadamente cautelosos” y mantener la producción estable hasta que existan signos claros de una reactivación de la demanda mundial; y por otro, Moscú inició una rueda de consultas entre los aliados considerando que el mercado se encuentra estabilizado.

El objetivo principal de la OPEP, luego del famoso lunes negro, fue equilibrar el mercado mundial de petróleo. Para conseguir resultados en un contexto de recesión económica, los miembros acordaron reducir un 7% la oferta global y esperar señales de reactivación

A pesar del esfuerzo de los países exportadores en reducir la oferta, Arabia Saudita jugó un rol principal en la última reunión recortando voluntariamente un millón de barriles día. Esta decisión posibilitó que el precio del barril escalara en estos dos meses por encima de los U$D 60.

La medida que persigue Arabia Saudita es eliminar los excedentes de inventarios para que la oferta y la demanda sean las que definan el punto de equilibrio; y no como es en la actualidad que los grandes productores de petróleo se ven obligados a reducir sus exportaciones para estabilizar el mercado.

Dentro de 11 días, la OPEP deberá discutir si comienza a restaurar los 500.000 barriles día de crudo o continúa con las restricciones; pero también se conocerá si Arabia Saudita mantendrá en stand by el millón de barriles de petróleo adicionales que hace dos meses no inyecta al mercado.

“Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía” se escuchaba decir hace un par de décadas para advertir sobre las intenciones ocultas que podrían tener las personas generosas. Lo cierto es que el “regalo voluntario” del Raid generó alivio a los productores incrementando el precio del barril en un 20%; pero también es cierto que podría convertirse en una moneda de cambio en la próxima reunión de la OPEP.

Los expertos estiman que el millón de barriles de petróleo día que retiró voluntariamente del mercado Arabia Saudita en la última reunión de la OPEP, podría ser una herramienta para presionar a los países productores y sus aliados a limitar la oferta y consecuentemente acelerar la caída de los inventarios de petróleo.

Mientras tanto, Rusia considera que “el mercado está equilibrado” y se debería comenzar a aumentar progresivamente la oferta. Las diferencias entre los países productores cada vez son mayores, y de no ponerse de acuerdo el próximo lunes 4 de abril, es posible que los precios del barril de petróleo tiendan a bajar.

Argentina, cada vez más lejos

En Argentina, el debate sobre el precio del petróleo está siendo analizado por funcionarios del gobierno, provincias productoras y algunos empresarios.

El Gobierno Nacional entiende que, en un contexto de aceleración inflacionaria, se hace necesario utilizar herramientas que tiendan a anclar la inflación. Una de ellas es el precio internacional del crudo que impacta en el costo de la energía y de los combustibles.

En este sentido, la administración Fernández-Fernández inició con la ayuda de los gobernadores de las provincias petroleras, una campaña de difusión para incorporar en la agenda social la necesidad de una nueva ley de hidrocarburos.

Hasta el momento se desconoce a ciencia cierta el borrador del proyecto que propicia el Secretario de Energía, Darío Martínez, y solo existen trascendidos sobre algunos puntos que tendría la nueva normativa.

Según el informe de Capital Markets Argentina, la nueva ley apunta a “desacoplar el precio doméstico del crudo del precio internacional mediante un esquema de retenciones a las exportaciones móviles”; promover la venta de gas a países limítrofes rehabilitando las exportaciones con trasporte en firme en el periodo estival; establecer un régimen de promoción de beneficios impositivos y regulatorios para nuevas inversiones extranjeras; y definir un régimen “especial de acceso al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios) para la repatriación de utilidades al exterior”.

Para entender que Argentina continúa en el camino contrario a la lógica mundial, solo hay que analizar que los grandes países productores de petróleo intervienen sobre la oferta y la demanda para estabilizar el precio internacional; mientras que el “Homos Sapiens” argentino solo intenta dominar el precio del barril del crudo, desmotivando la oferta, y consecuentemente castigando la demanda.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios