SUBSIDIOS ENERGETICOS

El riesgo de tener un tsunami de subsidios

El informe del IAE -Instituto Argentino de Energía- advierte que la aceleración de los subsidios energéticos presenta un escenario similar al 2010 y 2015.
lunes, 17 de mayo de 2021 · 00:00

El pasado viernes, el Instituto Argentino de Energía difundió un informe sobre “Subsidios y Tarifas energéticas” en el cual especificó que el congelamiento de las tarifas y los costos energéticos que marchan al ritmo de la inflación, aceleraron los subsidios generando un acumulado anual de U$D 6.700 millones

Dentro del análisis, los economistas estimaron que los subsidios crecen al 50% interanual y el riesgo de esta aceleración puede transformarse en “un tsunami de subsidios” como el país enfrentó entre el 2010 y 2015.

Según los autores del informe, “esto prendió las alarmas en el ministerio de Economía” y la crisis política que desató el affaire Guzmán-Basualdo. “Los costos de generación en los últimos 24 meses crecieron el 80%” aseguraron los economistas Alejandro Einstoss y Julian Rojo.

Por otro lado, el informe sostiene que “el precio que paga la demanda solo lo hizo el 5%. De esta forma, la cobertura de subsidios pasó del 32% en abril del 2019 a superar el 60% en abril de 2021”.

Esto significa que la evolución de los subsidios a CAMMESA en los últimos doce meses se incrementó en U$S 1.900 millones. Es decir que, para fin de año los subsidios cubrirán el 70% del costo de la generación eléctrica, lo que implicará incorporar partidas presupuestarias adicionales

Por otro lado, “la situación que se presenta en el sector del gas natural es similar a la de la energía eléctrica” detalló el informe del IAE; y explicó que, en el documento técnico presentado por la Secretaría de Energía en la audiencia pública de marzo, la cartera energética informó que “el 56% del costo del gas destinado a satisfacer la demanda abastecida por las distribuidoras está a cargo del Estado Nacional”.

Es decir que el costo fiscal para el gas natural ronda los $ 110.000 millones, y en función de las proyecciones realizadas se necesitarán partidas adicionales del orden de los $ 52.000 millones.

Sobre estos escenarios, los economistas consideraron que para alinear el gasto en subsidios con el presupuesto nacional será necesario aumentar la tarifa final de gas y electricidad en un 20%, lo que “implicaría aumentar los precios de la energía un 40%”.

Es lógico pensar que esta situación no se implementará en este año electoral siendo el gasto financiado con mayor deuda o emisión monetaria. Más teniendo en cuenta las últimas declaraciones del bloque del Frente de Todos del Senado de la Nación que, mientras Alberto Fernández y Martín Guzmán cosechaban apoyo en la gira europea para alcanzar un acuerdo de reestructuración de la deuda con el Fondo Monetario Internacional, le solicitaron al Presidente de la Nación utilizar los Derechos Especiales de Giro (DEG) para gasto social.

Una medida que pone nuevamente en evidencia la discusión que existe en el interior del gobierno por la política tarifaria, y paralelamente en una política energética que pueda traer capitales para desarrollar los hidrocarburos.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios