ASESINATO EN PLOTTIER

Matan de un tiro a domador condenado por violar a una niña

Ocurrió este jueves. La fiscal y la Policía trabajan en el lugar. Tenía antecedentes por robos y violencia de género.
viernes, 23 de octubre de 2020 · 10:23

Un disparo terminó con la vida de Mario Luis Pino Vinet, el domador rionegrino que estaba en libertad asistida, al cumplir la condena por abusar de una niña en Cipolletti en 2004. Tenía 61 años y un frondoso prontuario.

Una fuente judicial confirmó que el crimen de Pino Vinet ocurrió este jueves por la noche en la localidad de Plottier.

La fiscal María Eugenia Titanti quedó a cargo de la investigación. Esta mañana se encontraba trabajando en el lugar del hecho, recabando testimonios.

Antecedentes violentos

En junio de este año, Pino Vinet fue beneficiado con libertad asistida, por la Justicia de Río Negro, pese a que los informes interdisciplinarios resultaron desfavorables para esa medida. Además, nunca recibió un tratamiento adecuado.

Estuvo preso en Roca, por algunos delitos de robo de animales, resistencia a la autoridad y maltrato a su novia. Fue en 1995, cuando la mujer fue encontrada dentro de una precaria casa de madera con candado y le había cosido la boca con alambre para que no hable. La persecución fue en su terreno, a campo traviesa por toda la costa del Colorado hasta que se perdieron los rastros. Fue encontrado en un campo tiempo después, en una isla en la zona de Valle Azul.

Pasó preso casi 10 años. Dos meses antes de cumplir la condena, escapó y no se supo nada más de él, hasta que volvió a aparecer en Ferri, en Cipolletti, a donde bajaba del campo para hacer compras y tener algo de vida social. Allí marcó a una chica de 14 años que unos días después se la llevó por la fuerza con rumbo desconocido. En el juicio se supo que la tuvo sometida 25 días en un campo viviendo a la intemperie y la abusaba cada mañana.

La ataba, le pegaba con el látigo que usaba para domar y hasta le ponía el freno de los caballos en la boca para que no grite. Pese a los intentos de la policía por ubicarlo, solo encontraron a la chica en pésimo estado en cercanías del Arroyón, en Contralmirante Cordero. Cuando la rescataron tenía la boca muy lastimada, le había quitado partes de piel de los labios con una pinza.

Su detención se produjo en la casa de su familia en Plottier, en 2006. Pero antes del juicio volvió a fugarse y al año siguiente cayó en el Hospital Castro Rendón donde fue a atenderse con un cuadro de desnutrición avanzado, aunque dio el nombre de su hermano, la policía siempre creyó que había querido entregarse.

Pese a todas las pruebas y el testimonio de la víctima -en presencia de su atacante porque no existía en Río Negro la Cámara Gesell-, en el juicio le dieron apenas 8 meses de prisión, sentencia que fue anulada por el STJ y en un segundo lo condenaron a 13 años de prisión.

Su raid de maltratos a las mujeres no terminó con él preso. Es que cuando obtuvo salidas transitorias, y su hermano lo pasaba a buscar por la cárcel para llevarlo a visitar a su mamá a Plottier, forzó a una mujer a acompañarlo. Dijo que era su novia y que lo visitaba en el penal, lo cierto que la golpeó y ella lo denunció, por lo que perdió el beneficio.

 

 

 

 

NOTICIA EN DESARROLLO

Comentarios