HAY UN SUBOFICIAL DETENIDO EN NEUQUÉN

Escándalo: desaparecieron 20 mil municiones del Ejército

El sábado a la noche fue allanado el Batallón de Ingenieros de Montaña 6 de Neuquén. La situación fue confirmada por un comunicado del Ejército Argentino.
domingo, 25 de octubre de 2020 · 01:07

El juez federal de Neuquén, Gustavo Villanueva, ordenó un allanamiento en el Batallón de Ingenieros de Montaña 6, luego de detectarse el faltante de más de 20 mil municiones de fusiles FAL, calibre 7.62. El hecho fue confirmado a través de un comunicado del Ejército Argentino en el que se informó que el 23 de octubre “en las instalaciones del Batallón de Ingenieros de Montaña 6 -ubicado en la ciudad de Neuquén- se inició una actuación de justicia militar con motivo de registrarse un presunto faltante de munición. Por tal motivo se da intervención al Juez Federal a fin de iniciar el proceso de esclarecimiento del hecho, haciéndose presentes en la unidad junto con el Comandante de la Brigada de Montaña VI y la fiscal de turno”.

El diario La Nación publicó este viernes por la noche que “el episodio fue descubierto cuando se realizó un recuento del material ubicado en el polvorín de Zapala, que forma parte de la unidad del Ejército con el comando ubicado en Neuquén. Se trataría del robo de más de 25.000 municiones calibre 7,62milímetros de FAL”.

El comunicado del Ejército informó a los medios de comunicación que “el día 23 de octubre, tras las medidas tomadas, el Ejército Argentino se encuentra a disposición de las autoridades judiciales a fin de colaborar con una pronta resolución de lo sucedido”.

Según La Nación, un suboficial a cargo del arsenal fue convocado por la superioridad para dar explicaciones acerca del faltante de las municiones y “no solo se descompensó, sino que confesó que había preparado explosivos en su vehículo para hacerlos estallar frente a la guardia del Batallón” ubicado en calle J.J.Lastra  al 2500. Se investigan las causales de este accionar y no se descarta que tenga relación con una reciente orden de movilidad de un militar del norte argentino.

Se informó también que expertos en explosivos de la Policía Federal convocados hicieron estallar el artefacto, que había sido diseñado para ser activado con la batería del rodado. Se mencionó que la intención del suboficial habría sido la de quitarse la vida. Producto de su descompensación, habría quedado internado y en calidad de detenido.

El suboficial se habría llevado a su casa proyectiles de cañones antiaéreos FLAB KAN de 20 milímetros.

La causa quedó en manos del Juez federal de Neuquén Gustavo Villanueva.

Comentarios

Otras Noticias