ESTUVO SECUESTRADA DOS DÍAS

Se cansó de golpearla, borracho, hasta que lo detuvieron

La oportuna intervención de un vecino que escuchó gritos fue determinante para salvar a la víctima y detener al vilador.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 18:24

Los constantes y desgarradores gritos de una mujer alertaron a un hombre, quien decidió involucrarse y dio aviso a la Policía. En la comunicación telefónica explicó que el pedido de auxilio se escuchaba en una casa, pero desde afuera no se podía apreciar que estaba pasando. Al llegar la Policía al lugar y golpear la puerta, atendió un hombre visiblemente borracho e inmediatamente apareció la víctima pidiendo por favor que la rescaten.

El hecho sucedió en una vivienda del barrio Vivero Municipal, en el Alto de Bariloche. Según la comunicación con la línea 911 Emergencias, el vecino que llamó alcanzó a describir la situación como angustiante, ya que los gritos de la mujer eran constantes y se escuchaban desde hacia varias horas, aunque en los últimos minutos se había intensificado. También pudo identificar ruidos a golpes.

Con esta denuncia, cerca de las 13 de ayer, el personal de la Comisaría 28 llegó al lugar y fue atendido por un hombre de 66 años absolutamente borracho. Detrás, apareció corriendo una mujer, presa de una crisis de nervios quien gritaba y acusaba al hombre de haberla tenido cautiva durante dos días, en los que la violó y golpeó de manera reiterada. 

Inmediatamente el acusado fue detenido y llevado a un calabozo de la unidad policial, en tanto que se solicitó la presencia de una ambulancia del hospital Ramón Carrillo para poder atender a la mujer, quien presentaba golpes y raspones en distintas partes del cuerpo, además del estado de shock en el que se encontraba. 

Una de las vecinas fue fue testigo del procedimiento alcanzó a relatar un breve diálogo que tuvo con la víctima, en el que reconoció que el hombre la mantuvo secuestrada dentro de la casa, y tras golpearla fue abusada varias veces. 

La Justicia tomó intervención en el caso y se dispusieron distintas medidas de prueba en el lugar con la presencia del Gabinete de Criminalística que levantó rastros en la vivienda. Al tiempo que se ordenó mantener detenido al acusado hasta que la mujer este en condiciones de declarar y presentar la denuncia.

 

La Policía de Río Negro derivó las consultas al Ministerio Público Fiscal, organismo que lleva adelante la investigación.

Comentarios

Otras Noticias