JUSTICIA POR MANO PROPIA

Violan y matan a pedófilo en la cárcel, para vengar a las víctimas

Otro recluso lo ultrajó con un utensilio de cocina, le perforó el cerebro con una lapicera y lo estranguló con cable. "Para que sienta lo que les hizo" dijo el preso.
viernes, 20 de noviembre de 2020 · 00:00

En el 2019 un macabro hecho de justicia por mano propia, dentro de una cárcel, conmocionó al Reino Unido. Un preso estranguló, apuñaló y abusó sexualmente de su compañero de celda, Richard Huckle, conocido como el "peor pedófilo" de Gran BretañaEl ataque fue perpetrado por Paul Fitzgerald, quien en las últimas horas declaró, y aseguró al tribunal que lo hizo que para Huckle pueda "sentir lo que sentían todos esos niños".

 

El pedófilo estaba cumpliendo 22 cadenas perpetuas por abusar de 191 niños, según la justicia inglesa. El abogado de la acusación, Alistair Neil Macdonald, señaló ayer ante el tribunal que Huckle había sido apuñalado en el cuello con un arma casera.

 

Sin embargo, después de ser sacado de la celda por los oficiales de la prisión, se descubrió que Fitzgerald violó a Huckle usando un utensilio de cocina, le metió un bolígrafo en la nariz hasta llegarle al cerebro y lo estranguló con cable eléctrico.

 

Un día después del asesinato, Fitzgerald admitió ante un especialista en salud mental que quería no solo matar a Huckle, sino cocinar sus restos. Además, dijo que planeaba asesinar a dos o tres personas y que "se divirtió mucho" durante el ataque que perpetró.

 

Quién era Richard Huckle

Huckle era un fotógrafo independiente en la ciudad de Ashford y viajaba como voluntario a orfanatos en Malasia y Camboya, donde se aprovechaba de jóvenes en estado de vulnerabilidad.

En junio de 2016, fue descubierto y capturado porque compartió fotos y videos de los abusos que cometió contra los niños con pedófilos de todo el mundo. Huckle también estaba en proceso de redactar un manual para pedófilos de 60 páginas en el momento de su detención.

 

Comentarios

Otras Noticias