MADRE Y PADRASTRO PRESOS

Fueron feroces las palizas que recibió la pequeña Nahiara

Así lo certificó el forense. Su madre podría ser condenada a perpetua. El crimen ocurrió el 7 de abril en Los Menucos.
jueves, 9 de abril de 2020 · 20:54

La jueza de Garantías, Ana Gadano, le impuso este jueves dos meses de prisión preventiva a la madre y al padrastro de Soledad Nahiara Miranda, a quienes acusó del asesinato de la nena de 3 años ocurrido en el paraje Las Mochas, a 32 kilómetros de Los Menucos. La acusación más gravosa recayó en Valeria Verónica Miranda, su madre. El informe de la autopsia reveló que la pequeña fue sometida a reiterados y feroces castigos.

Hoy se realizó la audiencia de formulación de cargos mediante videoconferencia en General Roca contra Miranda y Carlos Rubén Verdún, su pareja y padrastro de la víctima. La mujer fue acusada de homicidio agravado por el vínculo en tanto que el hombre por homicidio simple.

La muerte de la niña ocurrió el pasado 7 de abril en la vivienda de Las Mochas, donde según la acusación Nahiara fue sometida a golpes en el cráneo con un objeto contundente. Ya sin vida, fue llevada en la caja de una camioneta al hospital de Los Menucos donde la recibió el médico Cristian Rodríguez, quien constató su fallecimiento.

Su madre dijo, en un primer momento, que Nahiara se había subido a una escalera y cayó desde unos dos metros de altura. Pero el informe de la autopsia selló para siempre la suerte de ella y de su pareja.

El forense, según se conoció en la audiencia, constató “maltratos físicos; lesiones múltiples; arrancamiento de cabellos; lesiones en ambas orejas; muslos, regiones peri anal y vaginal y fractura de costillas, entre otras atrocidades. Algunas de ellas de vieja data.

La jueza consideró que, de los dos imputados, la madre cometió el más grave de los delitos y la acusó de homicidio agravado por el vínculo, la que podría terminar en una condena a prisión perpetua. Para Verdún, optó por homicidio simple, que tiene una escala penal de 8 a 25 años de prisión.

Familiares directos de la niña, sus abuelos Amelia Antonio y Juan Pablo Antonio, no pudieron constituirse como querellante –por oposición del fiscal Andrés Nelli- bajo la representación del abogado Marcelo Hertzriken Velasco, porque la mujer debió ser asistida de urgencia con un cuadro fuerte de angustia y no lograron confeccionar a tiempo un poder especial.

Comentarios

Otras Noticias