La sórdida historia del sepulturero que mató a su madre

La asesinó el 1 de enero de 2019. Inventó que se había ido de viaje para cobrar su jubilación. El cadáver de la mujer jamás fue encontrado.
martes, 19 de mayo de 2020 · 16:41

Un sepulturero acusado de haber asesinado en enero del año pasado a su madre y hacer desaparecer su cadáver, fue detenido ayer en el barrio porteño de San Cristóbal. Por aquel entonces inventó distintas historias y viajes de su madre para poder seguir cobrando su jubilación. Hasta que en abril de 2019 desapareció y en noviembre la Justicia pidió su captura. El cuerpo de la mujer nunca pudo ser encontrado.

El hombre se llama Gustavo Fabián Guzmán, de 50 años. En enero del año pasado vivía con su madre, Inés Ester Ríos, de 71 en una casa ubicada en Manzone y De la Cárcova, de la localidad de Villa Rosa, partido de Pilar.

Según la investigación que lleva adelante el fiscal Gonzalo Acosta, el 1 de enero a las ocho de la tarde, Guzmán asesinó a su madre y escondió el cadáver. Tras ello, inventó distintas excusas para justificar su ausencia, para quedarse con la casa y seguir cobrando su jubilación.

Acosta logró averiguar que los 12.700 pesos del haber jubilatorio correspondiente a enero, febrero y marzo de 2019, los fue a cobrar Guzmán sin su madre y que ya a partir de abril de ese año no pudo volver a cobrar porque se había vencido el certificado de supervivencia de su madre.

Guzmán se convirtió en único sospechoso desde el inicio, no sólo porque se escapó –e incluso abandonó a una concubina-, cuando supo que había una denuncia por el paradero de su madre, sino también por las múltiples y contradictorias versiones que dio sobre el paradero de su madre.

Según consta en el , a una hermana le dijo que Inés se había ido de visita a lo de una hermana de ella; a una tía, le contó que se había ido de paseo "al norte o al sur"; a un vecino, que estaba en el centro de jubilados y no sabía si se había ido de viaje; a un cuñado, que se había ido a Escobar; y a otro familiar, que había ido a Campana a visitar a un hermano que le habían amputado una pierna, algo que se verificó era falso.

Además, el fiscal Acosta determinó que unos 15 días antes de desaparecer, Guzmán había llevado a vivir con él a la casa de Villa Rosa a una mujer con sus hijos, algo a lo que, según el entorno de la propia víctima, Ríos no hubiera accedido. Esa mujer también declaró que nunca había visto a la madre de Guzmán y él le había dicho que "estaba de viaje".

El 19 de abril del año pasado, Guzmán desapareció de los sitios que solía frecuentar, luego que lo interrogó personal policial. Ya se estaba investigando la desaparición de su madre como un asesinato.

Durante varios meses fue buscado, hasta que el 21 de noviembre de 2019 el juez de Garantías de Pilar, Walter Saettone, dictó la orden para su captura.

Este lunes fue detenido por detectives del Departamento Inteligencia Contra el Crimen Organizado de la Policía Federal Argentina (PFA) en un domicilio de la calle México 2300, en el barrio porteño de San Cristóbal.

Comentarios

Otras Noticias