Robo y tortura en Las Grutas

Los ladrones cuidaron los detalles, pero dejaron una huella

La Policía encontró el rastro en el auto que le robaron a la familia, siguen buscando a otros dos delincuentes.
domingo, 12 de julio de 2020 · 01:00

Además de los 80 mil pesos y los 600 dólares que se se llevaron de la vivienda de la familia asaltada y torturada durante 8 horas, los tres delincuentes se llevaron un VW Fox de las víctimas que fue encontrado en un complejo deshabitado de Las Grutas. Los policías peinaron toda la casa y no encontraron nada, sin embargo en el auto apareció una huella que abrió la investigación. 

Después de horas de trabajo, los integrantes del gabinete de criminalística de la Policía de Río Negro encontraron un rastro. Luego, lo introdujeron al sistema AFIS y hubo coincidencia. Con las evidencias, el fiscal de la causa logró la orden de allanamiento para allanar la casa de un pulpero, quien quedó detenido.

La fiscal Mariela Coy le formuló cargos por de robo doblemente agravado por escalamiento y en poblado y en banda. Se le endilgó además el delito de privación ilegítima de la libertad. El juez dispuso la prisión preventiva mientras dure la investigación.

Durante el allanamiento se secuestró un pasamontañas y una campera similar a la que uso uno de los asaltantes, como quedó grabado en una cámara de seguridad de una casa cercana a la de las víctimas. También la policía secuestró teléfonos celulares en los que se encuentra trabajando la Oficina de Investigación en Telecomunicaciones de la Procuración General.

La investigación continúan ahora con el análisis del material secuestrado para poder identificar a los cómplices del pulpero detenido.

Los ladrones redujeron a una mujer de 67 años que administra propiedades en Las Grutas y luego dentro del domicilio a su hijo. Los golpearon y torturaron durante casi 8 horas hasta que se fueron del lugar con 600 dólares, 80 mil pesos, celulares, joyas y el auto, que luego apareció abandonado. Los delincuentes usaron guantes de latex y capuchas, además de un pulverizador con agua y lavandina, con el que rociaron todo lugar donde tocaron.

Según testimonios, Coy cuenta con la información de que los tres delincuentes tuvieron colaboración de un cuarto integrante de la banda que los esperaba afuera y con el que tenían comunicación via handy. La fiscal cree que conocían con precisión los movimientos de la familia.

 

Comentarios