VIOLENCIA DE GÉNERO

Lo detuvieron tras pegarle a su pareja y a una policía

La mujer pudo pedir auxilio activando el botón antipánico que tenía por una situación de violencia con su ex.
domingo, 10 de enero de 2021 · 16:58

La oportuna activación del botón antipánico le permitió a la Policía rescatar a una mujer que estaba siendo golpeada por su actual pareja. Si bien el dispositivo electrónico había sido suministrado por denuncias reiteradas contra su ex, ahora le permitió resguardarse del ataque que estaba sufriendo. El atacante se resistió a la detención y también golpeó a una agente. La justicia ordenó que permanezca en un calabozo de la Comisaría 5ª hasta que mañana le formulen los cargos correspondientes por el ataque a las dos mujeres.

Según la información proporcionada por la Jefatura de Policía, los uniformados tomaron conocimiento del ataque luego que la víctima presionara el botón antipánico. Si bien había sido suministrado por la Justicia para resguardarla de las constantes agresiones de su ex, ahora fue atacada por su actual pareja con quien convivía. 

Al ser activado, el dispositivo electrónico emitió una señal en a central del 911 RN Emergencias, que un operador resolvió rápidamente convocando a un móvil de la Comisaría 5ª de Villa Regina para que vaya hasta la ubicación suministrada por el GPS del botón antipánico.

Cuando el personal llegó al lugar, la mujer relató que su actual pareja no la dejaba salir del domicilio, que la había golpeado y la amenazaba constantemente. En la misma conversación, anotició a los uniformados de que el hombre cumplía arresto domiciliario controlado por una tobillera electrónica.

Entre las condiciones de la prisión domiciliaria, además de no moverse de la vivienda, tampoco puede incumplir con pautas de conducta ni participar de nuevas situaciones al margen de la ley. Por lo tanto desde la Justicia se resolvió rápidamente que el beneficio quedaba sin efecto y debía volver a estar tras las rejas. Pero cuando intentaban detenerlo, el hombre atacó a golpes a una agente, que debió ser asistida por sus compañeros, quienes lo redujeron y le colocaron las esposas. 

La fiscalía ordenó que permanezca en un calabozo de la unidad policial, en tanto que la mujer radicó la denuncia penal por lesiones en el marco de violencia de género. Y desde el Área de Género de la Secretaría de Estado de Seguridad y Justicia se intervino rápidamente en el caso tomando contacto con  la referente del Sistema de Abordaje Territorial (SAT) del Ministerio de Desarrollo Humano y Articulación Solidaria.

 

Comentarios