MADRUGADA INCONTROLABLE

Robaron en una cervecería frente a la Regional de Policía

El sereno detectó movimientos extraños y avisó, pero desde la guardia no llamaron a la Comisaría 3°.
miércoles, 25 de agosto de 2021 · 00:30

A los ladrones no les importó nada, no sólo que se trata de un comercio ubicado en pleno centro de Roca, sobre la calle más transitada. Tampoco que a menos de 80 metros se encuentra la Regional II de Policía, desde donde se dirime la seguridad de las ciudades comprendidas entre Allen y Chichinales. Los intrépidos delincuentes lograron ingresar a un bar y prepararon un botín que incluía computadoras, televisor led y mucha cerveza, sin embargo algo pasó y tuvieron que huir con solo una notebook.

El hecho sucedió durante la noche del lunes, la única de la semana en la que el bar Birock permanece cerrado por franco al personal. Este dato lo tenían los delincuentes, quienes aprovecharon el frío y la poca gente que andaba en la calle para forzar una de las puertas para ingresar al local.

En el interior tuvieron tiempo de seleccionar qué se llevaría, un televisor led lo desconectaron y lo dejaron cerca de la puerta. También tenían preparadas una gran cantidad de cervezas. Sin embargo la presencia de un sereno, que detectó movimiento extraños, los hizo abortar el robo y escaparon con una notebook.

El hombre contratado para velar por la seguridad del bar, corrió los 80 metros que separa el local comercial de la sede policial, ubicada en Tucumán y Córdoba, en la misma cuadra pero en la vereda de enfrente, y alertó al personal de guardia de lo que estaba sucediendo. Es más, hasta brindo algunos detalles que hubiesen permitido buscar e identificar a los autores.

La respuesta del personal de guardia de la Regional II fue apenas escueta: "Nosotros somos una unidad administrativa, no hacemos seguridad" y se comprometieron a llamar a la Comisaría 3° y dar aviso de lo que había sucedido. Sin lograr la respuesta buscada, pero con la promesa de que en poco tiempo llegaría un móvil, el sereno regresó a su lugar de trabajo. Pero la espera se hizo eterna. 

Cuando ya había perdió todas las esperanzas de que viniera el personal policial, solicitado en la Regional, y menos aún las posibilidades de encontrar a los ladrones, el sereno llamó desde su celular al 911 donde dio cuenta del robo y en cuestión de minutos los uniformados llegaron al bar de Tucumán al 18.

Aunque brindó las características y le tomaron la denuncia correspondiente, por el tiempo transcurrido era improbable que pudieran encontrar a los delincuentes y recuperar la computadora personal robada. En el lugar trabajó el personal de Criminalística, que realizó pericias y buscó rastros. De todas maneras, ni al sereno ni a los dueños le supieron explicar por qué no le dieron respuestas en el momento de solicitar ayuda en la Regional.

 

 

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios