RFORMULAN CARGOS

El otro imputado en el crimen de Auer fue entregador y chofer

El cuarto detenido era cercano al agenciero e hizo de nexo con los criminales. El caso lo juzgará un jurado popular.
jueves, 9 de marzo de 2023 · 18:44

La aparición de un cuarto partícipe del asesinato del agenciero Miguel “Ruso” Auer en octubre de 2022 en Neuquén, modificó la acusación para los otros tres que ya están detenidos, y posibilitará que el juicio se realice convocando a un jurado popular. Este jueves quedó imputado otro hombre “cercano” a la víctima, y a quien se le atribuye haber sido el nexo entre Auer y los criminales, a quienes puso al tanto de los movimientos de dinero del agenciero. Un juez de Garantías le impuso seis meses de prisión preventiva.

Con el avance de la investigación, la fiscalía de Homicidios resolvió agravar la acusación por el homicidio de Miguel Auer y en una audiencia realizada hoy, la fiscal María Eugenia Titanti y el fiscal jefe Agustín García, realizaron la primera medida en ese sentido: formularon cargos contra un cuarto imputado por el crimen, que fue detenido el miércoles en Centenario, y a quien acusaron por haber sido el nexo entre la víctima y los otros tres coimputados.

Se trata de M.F.L –asi se lo identificó-, quien mantenía una relación de amistad o cercanía con Auer desde el año 2017. Según la teoría que anticipó la fiscal Titanti, M.F.L “proporcionó la información necesaria respecto de las actividades comerciales de la víctima a los coimputados, pero también quién actuó de nexo”.

El homicidio ocurrió el pasado 24 de octubre. De acuerdo con la investigación de la fiscalía, alrededor de las 12.30, tres de los imputados,  Gabriel Herrera Castro, Jorge Marcelo Sosa y Jorge Alberto Falconi, ingresaron a una oficina céntrica de la ciudad, en la que la víctima trabajaba y realizaba operaciones de cambio de dinero.
Herrera Castro había acordado con la víctima que iría a verla para comprar dólares. Tocó el portero, Auer le abrió la puerta e ingresó al edifico junto a Falconi y Sosa. Los tres subieron en ascensor. Estos dos últimos descendieron en el segundo piso y subieron al tercero por escalera, en donde estaba la oficina. En el caso de Sosa portaba un arma, mientras que Falconi llevaba un inhibidor de alarmas.
Cuando Castro golpeó la puerta, la víctima abrió y descubrió lo que ocurría. Intentó desenfundar un arma, pero en ese momento Sosa le realizó dos disparos a corta distancia que le provocaron la muerte luego de permanecer internado varios días. Sin poder concretar el robo, los tres imputados escaparon.

El nuevo imputado

El rol que la fiscal del caso y el fiscal jefe le atribuyeron a M.F.L fue el de haber sido el “encargado de generar confianza entre Auer y Castro”. Es que M.F.L tenía una relación de cercanía y habitualidad con la víctima desde 2017, pero no así Castro. Por esa razón organizó un primer encuentro. Ocurrió el 18 de octubre, con la excusa de que Castro necesitaba realizar un cambio de divisas. Esa operación se concretó y fue la que, ya sin M.F.L de por medio, vinculó a Auer con Castro.

El 24 de octubre se reiteró la maniobra, pero ya con el objetivo de robarle a la víctima del dinero en efectivo con el que trabajaba.

Titanti y García detallaron que M.F.L también “formó parte de la tentativa de robo”, ya que, si bien “no subió al departamento junto a los otros tres acusados, condujo uno de los dos vehículos en los que llegaron al lugar del hecho y luego escaparon”.

Para la fiscalía, ese fue el marco en que se cometió el crimen y una de las razones, por lo que durante la audiencia de hoy también modificó la acusación, con delitos más graves que los imputados en las primeras audiencias: homicidio triplemente agravado por haber sido cometido con el concurso premeditado de dos o más personas, criminis causa (por no haber logrado el fin propuesto al intentar otro delito) y por el uso de arma de fuego, en concurso real con robo agravado por el uso de arma de fuego -apta para disparo-, éste último en grado de tentativa. En el caso M.F.L, la formulación de cargos fue en carácter de partícipe necesario.

La nueva calificación implica un cambio sustancial de cara al juicio, ya que debido a que la pena posible (prisión perpetua) supera los 15 años de prisión, se desarrollará bajo la modalidad de jurados populares.

Cómo último planteo, el fiscal jefe solicitó que el imputado permanezca detenido en prisión preventiva por ocho meses, con entender que existe peligro de fuga y de entorpecimiento. Entre otros aspectos, mencionó que el acusado no tiene arraigo y que incluso, luego de ocurrido el hecho, se mantuvo oculto y viajó a otra provincia.

García anticipó que la audiencia para reformular la acusación a los otros tres imputados se realizará mañana viernes, en horario a determinar por la Oficina Judicial.

Tras escuchar a las partes, el juez de garantías Mauricio Zabala hizo lugar a la formulación de cargos tal como la presentó la fiscal del caso y el fiscal jefe. Además, dispuso la prisión preventiva de M.F.L por el plazo de seis meses.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios