MARIO FAUNDEZ: EMPRESARIO Y BOMBERO VOLUNTARIO

“El día que no salga corriendo cuando suena la sirena, dejaré de ser bombero”

Es el jefe del cuerpo activo de Bomberos Voluntarios de San Martín de los Andes. La situación del viernes, con el triple choque fatal, fue “límite”.
martes, 30 de julio de 2019 · 21:24

El viernes pasado, toda la región siguió minuto a minuto, el trágico triple choque en la ruta 40 entre un camión cisterna, un auto particular y un camión del EPEN, que terminó con dos víctimas fatales y seis heridos. Fue el corolario de una jornada que comenzó también con un incendio, a las 7 de la mañana, aunque afortunadamente, sin víctimas.  En ambos casos, intervino el cuerpo de Bomberos Voluntarios de San Martín de los Andes.

En Noticiero Central Segunda Edición, el jefe de ese equipo, Mario Faundez, contó en primera persona, vivencias, miedos, emociones y situaciones límites que vive a diario con sus compañeros. Pero con la misma determinación, defendió su elección de vida: “Tengo 21 años de bombero, el día que no me pique salir corriendo cuando suena la sirena, dejaré de ser bombero, pero hoy tengo las mismas ganas de siempre”.

Esta es su historia:

“El viernes ya veníamos con un día complicado, se planteó un recambio de gente y justo en ese momento nos alertaron de la colisión de un camión cisterna y uno o dos vehículos. La información era medio rara, porque en esa zona no hay señal de celulares”.

“En el vehículo chileno iban cuatro personas, en el camión cisterna solo el chofer y en el vehículo del EPEN, tres operarios que habían estado trabajando en Villa la Angostura por la falta de energía y regresaban a Centenario, su lugar de residencia”.

“Cuando íbamos ya sabíamos que se trataba de un camión totalmente incendiado. Trabajamos en conjunto con la gente de Villa la Angostura, Meliquina, también de Parques Nacionales y un camión de Manejo de Fuego. En total en el lugar éramos unos 30 bomberos”.

“No es fácil olvidar estas vivencias, por suerte tratamos de cuidar mucho a nuestro personal, usamos técnicas de primeros auxilios emocionales para que descarguen la mochila inmediatamente. Cuando hay situaciones extremas, cuando hay fallecidos…es importante que lo podamos detectar. En el momento disociamos lo emocional pero cuando volvemos a tierra, tenemos que aflojar”.

“Yo tengo una empresa de servicios, y me dedico a todo lo que es el gremio de la construcción. El viernes no trabajé, pero la gente que trabaja para mi, sabe que si sonó la sirena, no me llama, porque no voy a ir a trabajar. Pero es una elección ser bombero voluntario”.

“Tengo dos hijas, una de casi 2 años y una de 14.  Más que nada se preocupan pero ya saben que no las voy a atender cuando estoy en eso, también mi madre por ahí me manda un mensaje en esas situaciones, pero es la familia la que aguanta”.

“Tenía amigos que eran bomberos y me pareció algo con mucha adrenalina. Hemos tenido situaciones límites y la del viernes, fue muy complicada. Cuando uno tiene además gente a cargo, la presión es doble”.

“Sobre los 5 muertos  que se informaron, fue una información de Policía. Cuando uno maneja información delicada tiene que ser muy cauto. Nosotros no teníamos información. Cuando terminamos de extinguir, ahí nos dimos cuenta que había un paciente negro, porque los pacientes que fueron saliendo, los iban llevando en autos particulares. Yo estuve todo el tiempo con la frecuencia de Parques Nacionales donde estábamos todos y nunca se informó de cantidad de personas”.

Tras el temporal de nieve, el más intenso de los últimos 20 años, sigue por estas horas la lluvia y las consiguientes complicaciones. Incluso, de menor intensidad pero se sucedieron otros derrumbes. Faundez y su equipo siguen monitoreando la situación, atentos a que suene la sirena. Esa es su vida. Y es una elección. La comunidad, obviamente, agradecida.

Galería de fotos

55%
Satisfacción
0%
Esperanza
11%
Bronca
33%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias