CRISIS EDUCATIVA

Escuelas deterioradas: será difícil comenzar las clases así

Durante el 2020 fue prácticamente nulo el mantenimiento en los establecimientos educativos
miércoles, 16 de diciembre de 2020 · 16:15

El año 2020 fue para el olvido en materia educativa, no sólo por la nula presencialidad de los alumnos en las escuelas, por el contexto de pandemia, sino porque el modo virtual no logró el nivel de conectividad y aprendizaje deseado. A la vuelta de la esquina asoma un nuevo ciclo lectivo, que en las condiciones actuales parece difícil su comienzo en tiempo y forma, sobre todo por el estado de los establecimientos educativos.

En una recorrida realizada por varios colegios de la ciudad de Neuquén, pudimos observar una situación sumamente compleja, relacionada con la falta de mantenimiento.

En el caso del Cpem 69, del barrio Cuenca XV, sólo se realizaron trabajos hasta el mes de junio, que consistieron en desmalezamiento y limpieza de tanques, siendo la última vez que el personal responsable de las tareas pisó el establecimiento.

“Ni siquiera estamos en condiciones de hacer un acto de egresados en el patio”, remarcó la directora Patricia Varela, refiriéndose a la cantidad de yuyos que han crecido en el lugar.

Por otro lado, el Sum, que funciona como gimnasio, fue vandalizado durante el último tiempo. Hubo roturas de vidrios y forzaron todas las cerraduras, situaciones que se evidencia prácticamente a diario en un colegio que carece de iluminación externa, algo que “siempre ha sido un problema, nunca se logró solucionar y ahora en pandemia no han hecho ningún tipo de obra”, enfatizó Varela.

La situación se repite en el Cpem 44, del barrio Parque Industrial, ya que el estado actual presenta “bastantes deficiencias”, según remarcó la vicedirectora, Paulina Kittl. Sólo un par de veces en el año se han hecho las tareas de desmalezamiento, pero en lo que respecta al interior de la escuela es delicado: plafones de los techos que se caen, vidrios rotos y hasta problemas con el gas.

Se trata además de un colegio duplicó la matricula en sólo dos años (400 alumnos actualmente) y que continúa funcionando con el mismo edificio, sin ampliaciones. Esto significó tener que usar, por ejemplo, el gimnasio como aula.

Otra de las instituciones que recorrimos y en la cual vimos problemas es en el jardín número 17, también de Parque Industrial. Sólo recibió el mantenimiento que se realizó a principio de año y las condiciones son de deterioro. El lugar presenta una suciedad importante en su interior, mientras que el patio está abandonado.

“Cuando llueve entra agua”, puntualizó Alejandra Sánchez, directora del lugar, por las goteras que hay en los techos y lo tapada que se encuentran las canaletas.

Cómo “abandono terrible” catalogó la situación Mercedes Sáez, vicedirectora de la escuela 115, de Juan José Castelli y Rosario. “Desde el 16 de marzo que no se hace nada, sólo pusieron un guardia las 24 horas por la cantidad de robos”, acotó.

Desde que se cerró la escuela que el servicio de internet no funciona. No sólo eso, sino que además desde hace una semana que están sin el suministro eléctrico. “Ya estaban abandonadas las escuelas, imagínate ahora”, sentenció Sáez

Por otro lado, en el Cpem 48, de Villa Ceferino, lo último que se hizo fue la desratización, en marzo pasado, poniendo sebos en depósito y aulas, dijo Carlos Pesce, vicedirector.

Aquí es curioso que algunas tareas, como limpieza de algunos sectores y baños, hasta el mantenimiento del césped del ingreso, son realizadas por personal de seguridad, sin ser específicamente su labor, sólo lo hacen por propia voluntad.

Todos los directivos que fueron consultados durante esta jornada remarcan el abandono de los establecimientos y coinciden en lo siguiente: “en estas condiciones es imposible el inicio de clases”.

Comentarios

Otras Noticias