LA OTRA CARA DE LA PANDEMIA

Hacen más de 6 kilómetros para recibir alimentos en un comedor

Ante tanta demanda, uno de los comedores que se encuentra en el oeste de la ciudad de Neuquén, dejó de cocinar y reparte una bolsa de comida.
viernes, 31 de julio de 2020 · 00:00

Mary Salvo está al frente de uno de los tantos comedores/merenderos de la ciudad de Neuquén, hace más de 11 años, pero lleva el doble de trabajo solidario constante. Ha visto en su camino miles de situaciones donde la pobreza y el hambre no tienen edad ni género, sólo se mide y es mucho. “Muchísimo, cada vez más”, afirma.

“En diciembre venían 234 personas a comer, pero ahora hay muchísima más gente, abuelos que vienen solos, familias completas con muchos chicos (en promedio entre 4 y 5), madres solas con sus hijos. No alcanzamos a darles de comer a todos, así que como no podemos alimentar a todos les preparamos bolsitas, con arroz, polenta, frutas y verduras”, cuenta y aunque intenta disimular, detrás del barbijo su mirada es triste. Y razones le sobran.

Cuando la periodista le pregunta, de dónde llegan quienes acuden al comedor, Mary enumera: “La Meseta (6,5 kilómetros de distancia de donde funciona este merendero), Valentina (a 3,5 kilómetros), San Lorenzo (a casi 4 kilómetros de distancia), además de otros barrios como Los Hornitos o Loteo Social, en el oeste neuquino. Y mucha gente nueva viene todos los días”.

En el comedor de Mary, Caritas Felices, la pobreza tiene nombre y apellido, tiene rostro. Pero en números, la evidencia es igual. Desde que se declaró la pandemia y hasta mediados de julio, el gobierno neuquino a nivel provincial asiste a 104 Centros de Merienda, con 5 mil raciones de merienda; otros 2 mil en insumos para las Organizaciones Sociales; sumado a unas 900 raciones diarias distribuidas en 6 Centros de Alimentos; y otras 5 mil viandas diarias a 27 centros de alimentos, según información oficial. Pero no alcanza.

“No tengo miedo en esta pandemia, lo que me pasa es que me duele. La necesidad es grande. Te parte el alma y cada vez que termino el día, pienso: ¿y mañana?”, confiesa.

Mirá la nota completa por 24/7 Canal de Noticias:

 

Comentarios