EN CUARENTENA

Impotencia de crianceros: Los pumas le mataron más de 80 chivos

El relato de un hombre de campo y los videos de lo ocurrido evidencian una pérdida estimada en 360 mil pesos
domingo, 2 de agosto de 2020 · 12:22

En una zona cercana a la ciudad de Piedra del Águila, un hombre que pertenece a una comunidad mapuche, comentó este domingo en AM 550 la masacre sufrida por sus animales ante la aparición de dos pumas que sorprendieron a su ganado.

Si bien cuenta este criancero, desde hace muchos años viene criando chivos en su campo donde también habita su madre, y desde ese lugar alimentan y cuidan a sus animales que servirán para comercializar y así comprar alimentos y progresar de a poco.

Carlos Romero, también trabaja en la construcción en Piedra del Águila, y aunque señala no tener nada contra la existencia del puma, solo se lamenta de lo ocurrido por no poder trasladar alimento para esos animales y fue necesario soltarlos para que se alimenten de las pasturas del lugar.

“En la primera nevada pudimos sostener los animales en el galpón casi 20 días, y como no pudimos seguir comprando pasto por razones económicas, tuvimos que largar las chivas”, comentaba el criancero en el programa “Entre Espuelas y Guitarras” que conduce Juan Rubilar.

Contó también cuanto le costó buscar sus animales por las inclemencias del tiempo hasta que las encontró “todas mis chivas muertas en un lugar de una barda, y la verdad que es dolorosa la situación”.

Carlos cuenta que cuando era muy chico debió emigrar de su campo hacia la ciudad buscando un mejor futuro, y luego que creció junto a sus hermanos “a pedido de mi viejita decidimos ir con mis hermanos nuevamente al campo”. Dijo que los animales fueron comprados con ahorros de ellos y su madre que es jubilada como ama de casa.

Encontré dos rastros de pumas – dijo el criancero – donde se ve que encontraron a las chivas en la parte alta de la montaña, las acorralaron y las mataron”.

“Nosotros con el tema del puma venimos sufriendo hace años”, comentó Carlos, para señalar que “el año pasado uno me mató 10 chivas también”.

Al estimar las perdidas económicas, el hombre contó que “una chiva madre cuesta mas o menos 4.500 pesos”. Y agregó que ahora para poder recuperar lo perdido necesita unos 360 mil pesos, ya que inclusive había comprado algunos reproductores para mejorar la raza.

Mi mami todavía sigue llorando”, dijo el hombre de campo al manifestar la tristeza de su madre, aunque “ella me da fuerzas a mi y yo trato de darle fuerzas a ella”.

Carlos Romero, espera contar con una ayuda gubernamental para seguir trabajando en la cría de chivos, ya que se está perdiendo la cultura de las tareas de campo.

La entrevista completa se puede escuchar aquí:

Comentarios