PARITARIAS

Campo Grande: reclamo con daños a la municipalidad

ATE se manifestó en las calles pidiendo un aumento. El municipio denunció destrozos y aprietes
miércoles, 30 de septiembre de 2020 · 11:36

La seccional Norte de ATE Río Negro volvió hoy a cortar la ruta 69 a la altura de Campo Grande para reclamar al intendente Ariel Rivero la recomposición de los salarios. Además, las familias de los trabajadores se movilizaron frente al edificio municipal con sus hijos

El sindicato reclama ingresos superiores a los $42.000 para que los trabajadores pueden emerger de la línea de indigencia y así alcanzar el costo de la canasta básica de alimentos, indumentaria y transporte.

Durante la última paritaria, Rivero estableció de manera unilateral -sin consenso gremial- un supuesto incremento salarial que no se refleja en la totalidad de los trabajadores.

“Los municipales que se encuentran con medidas de fuerzas recibieron el acompañamiento y respaldo incondicional a sus esposos, familiares, amigos y vecinos. Le exigen al intendente Rivero que acceda a dialogar con un ofrecimiento salarial para destrabar este conflicto”, señaló Dora Fernández, la secretaria general de la seccional.

“Resolverlo depende de Rivero, ya que el diálogo está dispuesto de nuestra parte. Es el presidente del consejo quien será el responsable de resolverlo o no”, finalizó Fernández

En tanto desde la municipalidad de Campo Grande pidieron disculpas por no poder brindar atención al público, recolección de residuos, el riego de calles y espacios verdes.

Las medidas de reclamo son llevadas adelante por un grupo de 17 trabajadores, representados por el gremio ATE nos imposibilitan sacar las maquinarias y herramientas del corralón municipal”, explicaron a través de las redes sociales.

“Estos días hemos sufrido bloqueos ante las puertas de la Municipalidad, con quema de gomas y basura, no sólo perjudicando al personal que está en el edificio sino también a nuestros vecinos lindantes. Dañando el patrimonio del pueblo con roturas de un vidrio, de cámaras de seguridad en reiteradas oportunidades, corte de cables de teléfono, de redes. Un 75% de los trabajadores municipales quieren cumplir con sus labores cotidianas, pero se le ha negado el acceso a su lugar de trabajo y para resguardarlos se les ha pedido que no asistan. Como así también han recibido amenazas de represalias, si continúan con sus labores” , indicaron

Comentarios