ELECCIONES 2021

Gutiérrez y Figueroa: lo que pasará en el MPN de aquí en más

La reunión de la noche del domingo. Primera gira del candidato elegido. El difícil proceso hacia una unidad sin fisuras.
lunes, 13 de septiembre de 2021 · 20:33

La inevitable aceptación del resultado de las PASO en el MPN implica la puesta en marcha de un mecanismo rápido de acuerdos que explorarán la certeza de unidad partidaria para encarar las dos elecciones que vienen: el 24 de octubre, en la capital neuquina, y el 14 de noviembre, los comicios nacionales de renovación de la plantilla del Congreso Nacional. Esto ya se puso en marcha, el mismo domingo por la noche, sobre el filo del fin del día, cuando Rolando Figueroa se hizo presente en la sede de la Junta de Gobierno, y se reunió brevemente, a solas, con el gobernador y presidente partidario, Omar Gutiérrez.

Esa reunión no fue planificada, sino improvisada, sobre la marcha, de unos comicios que ya le habían otorgado la ventaja a Figueroa sobre el oficialismo. Figueroa llegó al local de la avenida Olascoaga y se produjo un pequeño tumulto, con algo de tensión en el ambiente. No avisó de su visita, ni tampoco nadie lo llamó a esa cita. El candidato ganador dio ese primer paso, revelador de una intención que sintetizó con la figura de “abrir las manos” a todos, amigos y adversarios, para empezar el camino hacia el Congreso.

Figueroa planteó la necesidad de dar una conferencia de prensa, todos juntos, vencedores y vencidos. Gutiérrez arguyó que era conveniente esperar al final del escrutinio, porque faltaban varias mesas todavía. Finalmente, decidieron salir a la calle y hacer las declaraciones del caso. A las pocas horas, después de atender a las radios, quien será el candidato al Congreso por el MPN el 14 de noviembre partió de viaje, para empezar a recorrer la provincia, en una campaña con dos propósitos centrales: unir lo que estuvo desunido, y agradecer el respaldo.

El MPN emprendió así, con los ánimos todavía calientes, el proceso de sanación imprescindible, el que todos saben que es necesario. Jorge Sapag, el referente principal de las estrategias partidarias, ya había escrito en las redes sociales el primer mensaje al respecto: “ahora empieza una nueva etapa, en la que tenemos que escuchar el mensaje que nos dio la ciudadanía; en la que tenemos que estar juntos, unidos, y más fuertes que nunca para pelear por la Provincia que queremos”.

“Para ello -sentenció el ex gobernador- tenemos que trabajar todos juntos de cara a la próxima elección, que siempre es la más importante”.

La próxima elección es la de la capital neuquina: renovación de la mitad del Deliberante. Y, si el Tribunal Superior de Justicia no dice lo contrario, consulta popular para una enmienda de la Carta Orgánica. La campaña electoral empieza ahora, pues esos comicios tienen fecha fijada, el 24 de octubre. La lista del MPN es de unidad. Pero fue una unidad anterior al resultado del domingo. ¿Cambiará ese mapa, ese diseño? Alguna cuestión puede ser retocada. El triunfo de Figueroa fue, explícitamente, a expensas de la derrota de quienes se ubicaron respaldando al oficialismo: una larga lista de prominentes figuras partidarias. Esto le otorga a Figueroa mayor poder político, pues no hay mayor poder que el que otorga el voto de la ciudadanía; y más si eso contrasta con quienes ha enfrentado.

No hay mayores dudas sobre la “unidad” que sellará el MPN. Pero esa unidad no será complaciente, ni guardará en el fondo de la realidad la armonía que mostrará para afuera. En el núcleo duro del gobierno de Gutiérrez se trabajó, en el último tramo de la campaña electoral, sobre la base de condenar la deslealtad y la ausencia de nobleza.

El mismo gobernador se había referido al domingo 12 como “un día para votar en el marco de la lealtad y la nobleza, con más lealtad y más nobleza; y teniendo memoria de aquellos hombres y mujeres que dijeron presente”. Y había marcado la diferencia con quienes “aparecen ahora por una elección, los trae a la agenda una elección; ahí no hay lealtad, ahí hay especulación”.

El Gobernador emitió aquel mensaje, con los petroleros Marcelo Rucci y Guillermo Pereyra al lado, apuntado al seno de su propio partido. Nadie le pide lealtad a la ciudadanía independiente: es un concepto vinculado a la tropa propia.

Todo eso ya es pasado, y es, a la vez, antecedente a tomar en cuenta para lo que ocurrirá de aquí en más. Cuando vuelva Figueroa de su primera gira como candidato ya elegido, o, tal vez, en medio de ese viaje, comenzará a tejerse la -dificultosa- aunque necesaria trama de un acuerdo marco; un acuerdo que asegure gobernabilidad al MPN, y competitividad electiva para este año… y, por supuesto, hacia el 2023, ese objetivo del que ahora se habla poco hacia afuera, y mucho hacia adentro.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias