Cuidados

Las altas temperaturas afectan a los animales

Durante el verano pueden sufrir golpes de calor con graves riesgos para su salud
jueves, 12 de diciembre de 2019 · 14:06

Al igual que las personas, los animales y sobre todo los perros, padecen los cambios de temperatura. Por lo tanto en verano necesitan de ciertos cuidados adicionales.

A continuación detallamos algunos puntos a tener en cuenta.

SACARLO A PASEAR EN LAS HORAS DE MENOS CALOR

Durante el mediodía, entre las 12 y las 16 hs y un poco más también, lo ideal es que se quede en casa al resguardo del calor y del sol. Si están en el río o en la playa, será mejor quedarse a la sombra con abundante agua fresca.

En este horario son mejores las siestas que las caminatas. Mucho menos actividad física o juegos al aire libre. Un golpe de calor puede ser fatal para tu mascota incluso puede sufrir quemaduras en las almohadillas, en la nariz o en la piel.

NO CORTARLE EL PELO

Cuando comienzan a elevarse las temperaturas lo más probable es que tu mascota comience a perder pelo. Si no sucediera, la recomendación es que no se lo cortes al ras ya que no tendrá protección contra el sol y esto también puede ser muy peligroso para él.

Algunas razas como el chow-chow, pastor alemán, labrador, collie o los perros mestizos de pelo largo, tienen dos capas de pelo que cambian según la época del año. Lo que sí se puede hacer es cepillarlo a diario para eliminar suciedad y pelo muerto.

¡NO DEJARLO EN EL AUTO!

¿Sabías que dejar tu perro en el auto es condenarlo a una muerte segura y horrible?

Aunque solo sean cinco minutos para hacer una compra, en ese lapso el animal sufre mucho y puede morir.

No debe hacerse en ninguna época de año, pero mucho menos en verano ya que el habitáculo se convierte literalmente en un horno sin oxígeno en solo dos minutos.

Es preferible que lo bajes y lo dejes atado en la puerta del negocio o dejar a alguien con él y las ventanillas bajas.

SIEMPRE DEBE TENER AGUA

Aunque esté dentro de la casa puede sentir mucha sed y tener necesidad de refrescarse varias veces al día.

Ni bien te levantas o antes de salir a trabajar, no olvides poner agua fresca en su recipiente habitual. Si vas a estar afuera muchas horas coloca un bebedero adicional.

Existen otras maneras de refrescar a tu mascota, por ejemplo mojarle la cabeza, el vientre y las patas algunas veces al día y mantener el ambiente ventilado y fresco.

Dentro de lo posible evitar que el sol entre por las ventanas y permitirle el acceso a las zonas más frescas de la casa: baño, cocina y lavadero.

Cuidado con el aire acondicionado y el ventilador ya que los cambios bruscos de temperatura pueden provocarle otras enfermedades.

NO DARLE DEMASIADA COMIDA

El veterinario puede indicarte cual es la dosis adecuada según la raza, el tamaño o la edad del animal. No es lo mismo un gran danés que un caniche obviamente,  pero hay que tener en cuenta que cuando hace mucho calor, tu mascota debe comer menos

ADAPTAR SU CAMA

En verano los perros prefieren dormir en el suelo porque está más fresco que la cama, su colchón o cualquier otra superficie.

Si están en el patio, seguramente buscarán el pasto o la tierra fresca. Si están adentro lo harán en el piso.

CUIDADO CON LOS INSECTOS

Con las altas temperaturas proliferan los insectos y las mascotas no están libres de sus picaduras.

Consulta por algún tratamiento específico para su cuidado ya que algunos de ellos les pueden provocar reacciones alérgicas de leves a graves.

Las garrapatas también tienen su pico máximo en verano, por lo que es conveniente el uso de pipeta u otro producto para su control.

Hacemos hincapié en el cuidado del golpe de calor. Ante los primeros síntomas: desgano, salivación excesiva, taquicardia, nariz caliente, no dudes en llevarlo al veterinario.

Es cierto que los animalitos disfrutan más el calor que el frío, pero también es cierto que los extremos no son buenos. Somos nosotros quienes debemos controlar y cuidar su salud y bienestar. Ellos… agradecidos.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias