Buenos Aires

Rescataron una perra encontrada en un pozo de brea

Voluntarios de una Asociación Civil acudieron al llamado de los Bomberos para auxiliar a una perra que estaba cubierta de brea, ocurrió en Libertad, una localidad de Merlo en la provincia de Buenos Aires.
jueves, 13 de febrero de 2020 · 09:30

La organización Proyecto 4 Patas trabajó durante 9 horas seguidas para salvar la vida de Aloe, como la bautizaron. No se sabe si cayó o la tiraron, pero allí estaba ella, inmóvil esperando un milagro, que finalmente sucedió.

Los perros de la zona estaban alterados, ladraban y ladraban avisando que algo pasaba. Unos niños que jugaban cerca de Aloe, notaron algo raro, y allí la encontraron en un pozo de brea totalmente inmovilizada. Fueron ellos quienes alertaron de la situación.

Llegaron los bomberos, la sacaron del pozo pero tuvieron que pedir ayuda por Facebook para que se acercara alguna protectora a auxiliarla. Fueron los voluntarios de Proyecto 4 Patas quienes la asistieron, gente común, de esa que se pueden encontrar en todas las ciudades tratando de aliviar el dolor de los que son olvidados.

Nos encontramos con una escena desgarradora: “Aloe” estaba literalmente petrificada y pegada al suelo. El 100% de su cuerpo estaba endurecido: su boca, sus ojos, sus orejas, todo. Estábamos muy conmocionados, nunca habíamos estado frente a un animal en estas condiciones, pero era momento de focalizarnos y poner toda nuestra voluntad y amor para sacarla de esa pesadilla lo antes posible” relatan las voluntarias.

Empezaron a limpiarla ahí mismo, en el medio de un descampado, los vecinos colaboraron, llevaron todo el aceite que tenían pero el trabajo allí se dificultaba, por lo que la llevaron a un lugar seguro y con instrucciones de cómo hacer la limpieza siguieron el trabajo que habían empezado a oscuras.

"Convocamos a los voluntarios, nos organizamos en equipos, compramos litros y litros de aceite y durante 9 horas ininterrumpidas fuimos limpiando la brea. Cada capa que lográbamos quitar nos acercaba más a descubrirla como realmente era y la emoción crecía. Y aquí está Aloe, hoy es el día de su segundo nacimiento, porque no hay dudas que volvió a nacer".

"Cuando la voluntad existe hay mil recursos", dicen desde Proyecto 4 patas, y detallan que fueron 9 horas de trabajo ininterrumpidos, se utilizaron 50 litros de aceite, se le hicieron 3 baños con detergente, trabajaron 8 voluntarios, vecinos y Bomberos Voluntarios.

Afortunadamente Aloe se recupera muy bien, su cara muestra agradecimiento, ya sabe posar para las fotos que la harán famosa. Mientras tanto la duda de cómo cayó al pozo sigue dando vueltas. La tiraron o cayó sola, no se sabrá. Lo que si se sabe, es que quienes trabajan incansablemente para cambiar el destino de miles y miles de "Aloes" lo hacen con amor. Y siempre el amor cura.

 

Comentarios

Otras Noticias