Gastadas sin cuarentena

El fantasma de la "B", el folklore del fútbol y el tapaboca

Como si se tratara de un juego de palabras, el fantasma de la "B" salió sin tapaboca a las calles de Neuquén al entrar en el mes del noveno aniversario del descenso de River Plate.
jueves, 4 de junio de 2020 · 09:50

Como sucede año tras año en cada mes de Junio, los hinchas de Boca Juniors comenzaron con sus clásicas bromas hacia su contraparte de cara al noveno aniversario de la pérdida de la categoría del club River Plate. En Neuquén, la peña "Boca Mi Pasión" lo hizo a través del "Fantasma de la B".

Desde el lunes pasado, los fanáticos del club de la rivera porteña comenzaron con las recurrentes bromas hacia los seguidores millonarios, al entrar el mes que recuerda su descenso a la categoría "B" del fútbol nacional. Las cargadas son muchas y variadas en las redes sociales, pero desde la peña boquense también salieron a la calle. Un miembro de dicha filial se colocó un disfraz de fantasma, de cuerpo entero y con la letra "B" escrita en rojo a la altura del pecho y luego de permanecer algunos minutos saludando a los conductores desde la banquina sur de la multitrocha, grabó un mensaje que luego colgó en sus redes sociales saludando a los fanáticos millonarios.

se alejó del local de la peña, de Perticone casi Río Negro, sólo unos metros y, como si tratara de evitar un fácil  juego de palabras, se cubrió el cuerpo completo con el disfraz, menos la boca.

El club River Plate debió permanecer un año en la categoría "B" del fútbol nacional, luego de que su par, Belgrano de Córdoba, lo superara en el último encuentro de la promoción el 26 de Junio de 2011. Ya en el partido de ida en la Provincia de Córdoba, los dirigidos por Juan José López, sufrieron la violencia de los fanáticos que entraron a la cancha para increpar a los jugadores por su magro comportamiento en el partido. Pero fue en el encuentro de local, cuando el silbato de Sergio Pezzotta anunció el final del partido de vuelta, sentenciando a River Plate al fútbol de ascenso; en realidad, los goles de Mansanelli y Pereyra para el equipo pirata en el comienzo de la serie contra el único de Pavone en el Monumental, fueron los verdaderos verdugos.

Luego, para sellar una jornada que quedará para siempre en la memoria de los futboleros argentinos, la violencia, los heridos, el llanto de fanáticos y jugadores más un Estadio Monumental en llamas, coronaron la más oscura página en la historia de los albirrojos.

Comentarios

Otras Noticias