NEUQUÉN

Tal como Sapag, Figueroa forja su destino

La carrera de Figueroa tiene similitud a la que protagonizó Sapag, cuando le dijo adiós a Sobisch. No obstante, algo ha cambiado en estos 20 años.
sábado, 1 de octubre de 2022 · 20:00

La espiral ocasionalmente cíclica con la que se construye la historia pone a la provincia de Neuquén frente a una serie de interrogantes, que desvelan al mundillo político en general y al del MPN en particular. Acaso, ¿Logrará Rolando Figueroa lo que alguna vez logró Jorge Sapag?,  difícil de responder, pero muy digna de ser abordada en la búsqueda de indicios, que por cierto los hay.  
Tras los comicios de 1999, Sapag fue el vicegobernador de Jorge Sobisch hasta que, rumbo a las elecciones de 2003, decidió que emprendería su propio camino. Entonces volvió al llano y se embarcó en una paciente recorrida provincial, que rendiría sus frutos en las internas de 2006, cuando venció al ingeniero Pedro Salvatori, en momentos en que Sobisch acunaba sueños de presidente de la Nación. A diferencia de la actualidad, en ese entonces el gabinete estaba dividido entre quienes apoyaban a Salvatori y Sapag, fiel es su estilo 100 % personalista Sobisch se mantuvo equidistante siempre pensando más en su regreso que en la construcción de un sucesor. 
Sapag se impuso en la interna y les siguieron dos gestiones en fórmula con Ana Pechen, y el consecuente fortalecimiento de la línea Azul, la que continúa liderando. Sapag fue quien impulsó al binomio Gutiérrez - Figueroa, para ganar la conducción del MPN, la interna partidaria y la gobernación, en una seguidilla que inició en 2014 y que continúa hasta estos días, con una particularidad: Omar Gutiérrez se mantuvo junto al mentor; en cambio Figueroa hizo lo que el mentor y decidió emprender su propio camino y forjar así su destino.
Ya en el mandato 2015 - 2019 la relación entre Gutiérrez y Figueroa no fue precisamente la mejor. Eso llevó al vice a enfrentarlo en una interna en la que no logró imponerse. Gutiérrez recogió a los heridos del bando contrario y se encaminó rumbo a su reelección en fórmula con Marcos Koopmann, ahora precandidato a gobernador (rumbo a la interna que se disputará dentro de pocas semanas, el 13 de noviembre).
Figueroa protestó y hasta amagó con ir por fuera. Luego su impulso se diluyó y el tiempo le dio revancha, ya que ganó las PASO de 2021 y luego las legislativas que lo convirtieron en lo que es hoy: diputado nacional por el MPN. Así llegó a este presente en el que la gran diferencia con Sapag es el misterio acerca de si enfrenta a Koopmann (y a sus socios petroleros) en la interna o si va por fuera.
Veinte años han pasado desde el momento en que Sapag comenzó a construir su gran destino político; y si bien hay coincidencias, también existen ciertos matices que son precisamente los que llevan a Figueroa a pensar, repensar y volver a pensar su estrategia. La decisión no es simple: si va por dentro enfrentará al poderío hegemónico que todo lo controla (partido, junta electoral, provincia y municipios), si lo hace por fuera pondrá en juego parte del capital (votos) que tiene dentro del partido.
En cambio, si Figueroa gana por dentro, el partido provincial entrará en una nueva etapa. Y si gana por fuera, el MPN debería entrar en un replanteo con tantos abanicos que ni siquiera vienen al caso exponerlos. Por el momento, el oficialismo trabaja la estrategia en ambas opciones y Figueroa sondea posibles aliados que lo acompañarían en la cruzada, aunque no está descartada la opción de finalmente participar de la interna. 

La decisión de enfrentar al poderío de Sobisch tampoco fue sencilla para Sapag, en aquel momento. Pero luego Sobisch se convirtió en el adversario ideal, aquel con el cual diferenciarse e invitarlo al ring con la presunción -aún vigente- de que quien ganara la interna gobernaría indefectiblemente la provincia.
Es cierto que Gutiérrez está mucho más metido en la interna de lo que lo estaba Sobisch allá por 2006. También lo es el hecho de que Figueroa transita por un proceso de diferenciación y así lo ha mostrado, por ejemplo, con un tuit inspirado en los guarismos del INDEC que arrojaron un 37,2 por ciento de pobreza y un 5,4 por ciento de indigencia -durante el primer semestre de este año- en el conglomerado urbano que conforman las ciudades de Neuquén y Plottier. “Cuando hablo de sacudir las injusticias, me refiero a esto. No podemos admitir que en nuestra rica tierra se viva en estas condiciones. Vamos a cambiarlo”, expresó en su posteo quien dijo que será candidato a gobernador.
El panorama no sólo es complejo para Figueroa, sino también para los azules más allá de que Koopmann se haya preservado de las confrontaciones. Este presente de la provincia en expansión, gracias a los aciertos de las gestiones de Sapag y de Gutiérrez respecto de Vaca Muerta, recibió el baldazo del INDEC justo en momentos en que el concejal capitalino, Claudio Domínguez, lanzaba enigmáticos cuestionamientos, que varios creen dirigidos a Gutiérrez (a quien sin embargo no nombró).
Domínguez no es sólo un edil. Se formó en política al amparo de Sapag y construyó su propia fortaleza en las barriadas más populares del Oeste capitalino, esas que concentran buenos caudales de votos y hasta pueden definir una elección. En abril, el referente mostró su incidencia territorial con una concentración de militantes en las canchas de Afuven y ahora se despachó con cuestiones que generaron revuelo  interno y que, por supuesto, plantearon interrogantes.
Las jornadas que vienen serán, sin exageraciones, decisivas para el futuro de la provincia. Se sabrá si Figueroa juega la interna, si va por fuera con sello propio, si se asocia con el Frente de Todos (FdT) o si se acerca a Juntos por el Cambio (JxC). También se sabrá quiénes serán los candidatos de las fuerzas nacionales y dónde jugará Sobisch sus fichas. Y, en paralelo, el precandidato a intendente de Neuquén por JxC, Juan Peláez (UCR), recibió el respaldo de partidos que integran el FdT, como el Frente Grande (FG) y el Frente y la Participación Neuquina (FyPN), que conduce el ex intendente de Cutral Co y precandidato a gobernador, Ramón Rioseco.
Otro de los misterios que se develarán, quizá en las horas previas a la presentación de listas, es quién acompañará a Koopmann en la fórmula. Hace ya algunos meses se había dicho que sería una mujer; ahora se dice que quizá haya una sorpresa, lo cual no hace más que alimentar las especulaciones en esta apasionante carrera rumbo a 2023.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios

Otras Noticias