ESCÁNDALO CON YAO CABRERA

El Youtuber asesinado... apareció vivo y en una fiesta

Publicó videos donde mostraba cómo lo mataban a sangre fría. Sus fans marcharon pidiendo justicia sin saber que fue una terrible farsa.
miércoles, 2 de diciembre de 2020 · 16:38

Días atrás, el youtuber uruguayo Yao Cabrera fingió su muerte a manos de motochorros y el video causó una gran conmoción en Internet. Tras el crimen, sus seguidores marcharon al Obelisco para pedir justicia y rendirle homenaje. Pero increíblemente, todo se trataba de una mentira: estaba vivo y la Policía lo encontró en una fiesta clandestina que celebró en su casa de Benavídez.

Según detalló en la investigación TN, el martes, el joven de 23 años publicó una serie de filmaciones en Instagram y TikTok que lo mostraban manejando un automóvil de alta gama por una calle junto a un acompañante. En un momento, fue abordado por dos supuestos delincuentes en moto que le dispararon a quemarropa y escaparon a toda velocidad.

En otras filmaciones, se exhibió el presunto cuerpo de Cabrera, recostado en el asiento del conductor. También se dejó ver la llegada de una ambulancia al lugar, como si se acercara para brindar asistencia médica.

En medio de la conmoción por la supuesta muerte de su ídolo, uno de sus colaboradores de Cabrera, Nathan Castro, pidió dinero a través de las redes sociales para poder pagar los gastos de su sepelio. “Necesitamos 30 mil dólares y que se descarguen la app que les voy a dejar en la siguiente historia para poder comprarle un cajón y enterrar a Yao”, escribió.


 

Además de los videos, desde las redes sociales de Cabrera difundieron una convocatoria para movilizarse hacia el Obelisco y reclamar justicia por su supuesto crimen.
 


La marcha se concretó y, según le confirmó Celeste Núñez -dueña de la casa de Benavídez que alquila el youtuber- algunos de los concurrentes se subieron a un micro escolar y llegaron al country. Como no les permitieron ingresar, aceleraron y rompieron la reja. Todos ellos, terminaron dentro de la fiesta clandestina que fue desarticulada en la madrugada del miércoles.
 


Según informó la propietaria de la casa que alquila el joven uruguayo en un barrio privado de Benavídez, hace dos meses que no le paga el alquiler y ya debe $1,2 millones, entre expensas y servicios. Solo paga el servicio de cable e Internet.

 

Comentarios

Otras Noticias