¿ESTAFA PIRAMIDAL O MARKETING?

Imputaron a la empresa de las polémicas "maquinitas para la piel"

La Secretaría de Comercio Interior acusó a la empresa NuSkin Argentina de brindar información falsa y engañosa para la venta de sus productos.
jueves, 21 de mayo de 2020 · 19:33

En los últimos días, una polémica se desató en torno a una serie de publicaciones de figuras mediáticas argentinas, promocionando una maquina cosmética para la piel del rostro. Las famosas subieron a sus historias de Instagram promocionando el producto y la manera de comercializarlo, y  rápidamente muchos usuarios comenzaron a denunciar que la práctica era lisa y llanamente una "estafa piramidal".

El producto de la marca LumiSpa, fue el que disparó el alerta sobre esta compañía cuya misión parece no estar dirigida a vender productos de belleza sino, según lo comunican ellos mismos en su página sitio on-line: "Ser una fuerza del bien alrededor del mundo al fortalecer a las personas para mejorar sus vidas con oportunidades de negocio gratificantes”.

Sin embargo, en las últimas horas, la denuncia tomó carácter oficial: La Secretaría de Comercio Interior imputó a la empresa de cosméticos NuSkin Argentina INC Sucursal Argentina por brindar información falsa y engañosa para la promoción y venta de sus productos. El organismo actuó de oficio tras verificar que la firma realizaba anuncios que inducían al engaño y la confusión, acción que incurre en la violación a la Ley 24.240 de Defensa del Consumidor. Según la imputación, la compañía habría incumplido con el deber de suministrar en forma cierta y objetiva información veraz sobre los productos que comercializa. 

El modelo de venta se presenta como salida laboral pero en realidad es un esquema piramidal o multinivel, donde no hay ingreso seguro, aunque sí se requiere que la vendedora o promotora haga una inversión inicial. Y además se premia si se consiguen más vendedores dispuestos a invertir.

A partir de la investigación que hizo el organismo se determinó que el modelo de negocios consiste en comercializar un catálogo de productos promocionados por “influencers” -, que venden directamente a los clientes y, con ello, obtienen un margen de ganancia. En caso de vender los productos a través de su sistema de oferta personal, promete ganar un bono minorista. Estos ofrecimientos aportan  confusión e inducen a engaño  ya que para incorporarse al mecanismo de venta, se debe abonar una suma que en muchos casos, supera los $ 20.000.

También la firma fue imputada por publicidad engañosa ya que promete que sus productos garantizan una “juventud duradera”. Además, la promoción se hace a través de su página web, Facebook y mediante la utilización de influencers, lo cual vulnera la obligación de brindar atención y dar trato digno y equitativo a los consumidores.

Por otro lado, informó el organismo, la empresa establece cláusulas abusivas en su contrato ya que  si el consumidor tuviese algún problema se le induce a reclamar en el estado de Utah, Estados Unidos. Esto está prohibido por la legislación argentina.

La Secretaría de Comercio Interior informó que se notificará a la empresa de la imputación y ella podrá ejercer su derecho a defensa. La Ley de Defensa del Consumidor fija sanciones que llegan a los $5 millones para aquellos proveedores que no respeten los derechos de las y los consumidores.

 

Fuente: Tw @Marian_Carbajal

Comentarios