ESTABAN EN EL BAÚL DE UN AUTO

Unos 200 "loros habladores" iban a ser traficados; los salvaron

La mayoría de los ejemplares encontrados eran apenas pichones. El valor de estas aves en el mercado legal es de más de 60 mil pesos cada una. 
lunes, 11 de enero de 2021 · 16:09

Efectivos de Gendarmería encontraron en Santiago del Estero más de 200 loros habladores chaqueños dentro del baúl de un auto que viajaba a la provincia de Santa Fe, ilegalmente. El valor de estas aves en el mercado legal es de más de 60 mil pesos cada una. 

El increíble y curioso hallazgo ocurrió durante un operativo de tránsito en la Ruta Nacional N° 34 este domingo a la altura del kilómetro 492, donde el personal de la Sección Seguridad Vial “Pinto”, dependientes del Escuadrón 59 de Gendarmería detuvo a un Renault Fluence color bordó que en un primer momento intentó evadir el puesto de control para evitar ser inspeccionados.

 

La mayoría de los 216 loros encontrados eran apenas pichones.

 

En el momento que los gendarmes se acercaron hasta el vehículo para solicitar la documentación, llamó la atención de los efectivos "que el conductor y su acompañante mantenían alto el volumen del equipo de audio, en lo que, sospechaban, se trataba de una maniobra para evitar ser descubiertos ante el sonido de las aves", según informaron medios locales. 

Los ocupantes del vehículo viajaban desde la localidad de Pampa de los Guanacos, al noreste de la provincia, hacia la ciudad de San Lorenzo, al sur de Santa Fe. Alertas, el personal policial ante la posibilidad que estarían ocultando algo, los gendarmes profundizaron la inspección y, al abrir el baúl, se encontraron con 216 ejemplares de la especie amazona aestiva, un tipo de ave que habita en las selvas en el Centro de Bolivia y Brasil, y partes del norte de Paraguay y Argentina.

Cabe destacar que el loro hablador puede ser vendido a más de 60 mi pesos de manera legal, según publicaciones en sitios web con diversos criaderos a lo largo del país. Los dos hombres que viajaban en el vehículo, quedaron en libertad pero todavía involucrados en la investigación.

La fiscalía a cargo de la fiscal Cecilia Rimini, inició actuaciones en una causa por infracción a la Ley 4.802 de Conservación de la Fauna Silvestre y dispuso el secuestro de las aves, que fueron entregadas al personal de Fauna y Bosques provincial en el destacamento forestal de Ojo de Agua.

 

Comentarios