Escenario provincial

El MPN pierde su banca y cambia el escenario petrolero

Los empresarios petroleros estiman que no existirán cambios en la relación Provincia-Nación. Consideran que podría existir nubarrones en la actividad petrolera el próximo año.
domingo, 27 de octubre de 2019 · 21:57

Con el 78% de las mesas escrutadas en el territorio provincial, el Movimiento Popular Neuquino pierde la representación en el Congreso de la Nación. La histórica derrota en las urnas no cambiaría la relación de la provincia con el Gobierno Nacional.

Para los industriales, los resultados de las elecciones están generando un nuevo cambio de paradigma en todo el país. Los principales referentes petroleros compartieron -con este medio- el impacto que genera para la actividad la derrota en las urnas del líder sindical Guillermo Pereyra.

Empresarios locales, directores de operadoras y gerentes de empresas de servicios petroleros consideraron -en su mayoría- que el gobierno provincial está muy fuerte, y que la pérdida de la banca ocupada por Pereyra no significa cambios en la relación con Nación.

Más del 70 % de los consultados respondió que la banca de senador en el Congreso Nacional no influye ni influyó en las decisiones del Gobierno Nacional. “La figura de un Senador Nacional para el partido provincial es importante, pero en el caso de nuestra actividad, la visibilidad que tiene Guillermo Pereyra es por su condición de sindicalista y no como político” contestó un reconocido empresario de Cutral Co.

Para los empresarios, el líder sindical tiene un importante poder de fuego gremial pero muy pobre poder político. “En las PASO los resultados no fueron buenos para Pereyra, las localidades no lo votaron” dijo un analista de una importante grupo empresario.

“Si comparamos los resultados electorales, el gobernador está muy fuerte por que gano en toda la provincia. La influencia que puede tener el gobierno provincia en la administración central está en manos del gobernador” fue la contundente respuesta de un director de Asuntos Públicos con asiento en Buenos Aires.

Si bien consideran que existirán cambios en el desarrollo de Vaca Muerta, más del 80% estima que el actual gobernador es el interlocutor clave para llevar adelante las conversaciones con el Estado Nacional y representar los intereses de la Provincia.

A nivel político el escenario es claro; aunque para algunos, los nubarrones se presentarán en el ámbito gremial. El 30% de los empresarios coincidieron que la derrota de Guillermo Pereyra podría generar un "pase de facturas” que ponga en riesgo la paz social en la provincia. “De perder su lugar en el Senado, Guillermo Pereyra podría ser más combativo para - luego- acordar, desde su posición de gremialista, las políticas con el Gobierno Nacional” confió el director de operaciones de una operadora.

La mayoría estima que Vaca Muerta tendrá un esquema de desarrollo diferente. La pérdida de la representación en el Congreso Nacional del MPN es -para los empresarios locales- "un retroceso en la política de alianzas que siempre mantuvo el partido provincial".

El desafío de Omar Gutiérrez será avanzar en el desarrollo de Vaca Muerta y negociar las nuevas políticas con el Gobierno Nacional. El interés estará en mantener el ritmo de inversiones y la paz social en una provincia que tuvo más de 2700 conflictos sociales antes de Vaca Muerta.

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias