LA IEA y la tecnología para la industria

Nueva herramienta rastrea emisiones de metano

La Agencia Internacional de Energía (IEA) puso en línea -esta semana- una nueva herramienta que rastrea las fuentes de metano relacionadas con el petróleo y gas. El rastreador de metano ofrece una imagen global completa de las emisiones de metano en más de sesenta países.
sábado, 20 de julio de 2019 · 19:24

Esta semana la Agencia Internacional de Energía (IEA) puso en línea una nueva herramienta que rastrea las fuentes de metano relacionadas con el petróleo y gas. El nuevo rastreador ofrece una imagen global más completa de las emisiones de metano en más de sesenta países para ocho áreas de la industria.

El metano es un hidrocarburo compuesto por 4 átomos de hidrógeno unido a uno de carbono. Se produce de forma natural por la descomposición de la materia orgánica. Los humedales, el ganado y la energía son las principales fuentes que emiten metano a la atmósfera, donde actúa como gas de efecto invernadero.

La nueva y única herramienta proporciona estimaciones actualizadas sobre las emisiones actuales de metano de la industria del petróleo y gas, y establece potenciales reducciones utilizando la tecnología existente. Según la información de la IEA las emisiones globales de metano de los sectores de petróleo y gas podrían reducirse a casi la mitad sin costo neto.

La concentración de metano en la atmósfera es actualmente alrededor de dos veces y media mayor que los niveles preindustriales y aumenta constantemente. Este aumento tiene implicaciones importantes para el cambio climático, siendo el sector energético uno de las mayores fuentes de emisiones originadas por la actividad humana.

Las proyecciones de la AIE sugieren que el petróleo y -en particular- el gas natural desempeñarán un papel importante en el sistema energético en los próximos años, incluso en escenarios de descarbonización alineados con los objetivos climáticos internacionales.

“Los sectores de petróleo y gas tienen un objetivo abierto frente a ellos. Pueden evitar cerca del 50% de sus emisiones de metano sin dañar el resultado final. Hacerlo tendría los mismos beneficios climáticos a largo plazo que eliminar inmediatamente las emisiones de más de la mitad de los automóviles en las carreteras en todo el mundo ", dijo el Dr. Fatih Birol, Director Ejecutivo de la AIE.

El gas natural representó casi la mitad del crecimiento de la demanda energética mundial en 2018, y el 70% del aumento se produjo en dos países, Estados Unidos y China, donde el aumento del gas se produjo a expensas del carbón. Este cambio al gas ha sido un factor para prevenir un aumento más rápido de las emisiones globales de CO2 en los últimos años.

Un nuevo estudio sobre "el papel del gas en las transiciones energéticas de hoy", publicado por la AIE junto con el rastreador de metano, muestra que se podrían reducir 1,2 mil millones de toneladas de CO2 adicionales al cambiar a gas utilizando la infraestructura existente, si los precios y la regulación son favorables. Esto sería suficiente para reducir las emisiones globales de CO2 a donde estaban en 2013.

Fuentes: IEA Noticias

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
0%
Incertidumbre
0%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias