El mundo se prepara, nosotros no

Recortes en el mundo y bono en Vaca Muerta

Las empresas productoras están frenando la actividad de perforación en el mundo. En Neuquén, Halliburton bajó tres sets de fracturas y Schlumberger se quedó solo con uno hasta fin de año.
lunes, 22 de julio de 2019 · 21:18

La semana pasada la agencia Bloomberg publicó que las “empresas productoras están frenando la actividad de perforación”; mientras que el presidente saliente de Schlumberger Ltd, Pall Kibsgaard, confirmaba que “la creciente producción de petróleo de las cuencas de esquisto se desacelera a medida que las empresas productoras recortan el gasto”.

Hace seis meses se advirtió sobre los inconvenientes financieros que presentan las empresas de exploración y producción (E&P) en el desarrollo de las cuencas de Permian y Eagle Ford. Según datos de bancos y financieras del país del norte, se lleva invertido más de U$D 187 mil millones desde el 2012 sin registrar resultados financieros positivos.

Schlumberger, una de las principales empresas de servicios petroleros a nivel mundial, inició cambios en su estrategia operativa y comercial para recomponer el valor de la compañía en los mercados. Nombró a Oliver Le Peuch, como nuevo Director Ejecutivo; y como Presidente, a Mack Papa -el pionero de esquisto en EEUU- luego de la impresionante caída y nula recuperación que tuvo el comportamiento de la acción desde principios de año.

Comportamiento de la acción
Comportamiento de la acción

Aun así, la prestigiosa calificadora S&P Global Inc redujo su calificación la semana pasada al igual que su competidora Halliburton Co; que pasó de una perspectiva estable a una negativa producto del ajuste que realizan las productoras.

“Las compañías de exploración y producción están manteniendo el gasto bajo control, lo que está reduciendo la demanda de servicios en los campos petroleros” detalló la calificadora en su último informe.

Halliburto
Comportamiento de la acción

Al parecer, los actores del mercado petrolero comenzaron a ajustar sus planes tomando en cuenta el último informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE) en el cual se detalla que “las compañías sentirán el superávit de petróleo” y consecuentemente “la baja en el precio del barril” en los primeros meses del próximo año.

El mundo petrolero se mueve rápido. Quien desee participar, tiene que internalizar la parábola de la Gacela y el León. Permian y Eagle Ford son ejemplo de un desarrollo masivo y ocupan la figura del León en el imaginario social. En realidad, tienen en su ADN la sangre del León y saben percibir rápidamente los cambios en la jungla.

Argentina, y en especial Neuquén, se levanta todas las mañana y correo al igual que el León en el continente africano. Solo que para el mundo es una Gacela, aunque por su autoestima desea que se la considere “El León de Vaca Muerta”.

Un León de la meseta patagónica que comenzó la desaceleración al igual que en el resto del mundo. YPF redujo significativamente su personal en el área de exploración, Pampa Energía realizó ajustes en su estructura, Halliburton bajó tres sets de fracturas y Schlumberger se quedó solo con uno hasta fin de año. Un claro freno a la actividad con complicidad política (local) y silencio gremial.

Aun así, bajo esta perspectiva local y sin tener en cuenta el contexto internacional, el Sindicato de Petróleo y Gas de Río Negro, Neuquén y La Pampa presentó el “Bono de Productividad” como una forma de igualar los “beneficios” que otorgan algunas empresas de servicios por el ritmo que se imprimen en la actividad petrolera.

Una dicotomía intelectual que vuelve a poner en la mesa de las grandes corporaciones internacionales, si el desarrollo de Vaca Muerta debe administrase bajo las reglas y condiciones que ofrece el mundo globalizado, o simplemente por las propias reglas que imprimen de algunos “iluminados”.

 

6%
Satisfacción
18%
Esperanza
12%
Bronca
11%
Tristeza
48%
Incertidumbre
2%
Indiferencia

Comentarios

Cargando más noticias
Cargar mas noticias