LO QUE SE VIENE

La otra agenda de las empresas de energía

En pandemia no sólo hay ajustes, también existen programas para acelerar la transformación petrolera.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 01:26

Este año la industria del petróleo y gas cambió vertiginosamente, la economía mundial se ralentizó y compañías como BP, Chevrón, Schlumberger, Baker Hughes, Shell y Total iniciaron importantes recortes de gastos impactando supuestamente en sus estructuras operativas y en los proyectos de inversión.

Desde que se declaró la pandemia, la Agencia Internacional de Energía y la Organización de Países Exportadores de Petróleo emitieron pronósticos sobrios sobre el crecimiento de la demanda de crudo.

Visto desde esta perspectiva la industria se desaceleró bajando sus costos e inversiones. En forma semanal los medios de comunicación publican las estadísticas de la desocupación de la industria, el valor del barril de petróleo y el abandono de los proyectos exploratorios.

A principio de mes, la francesa Total anunció que se retiraba como operadora de 5 bloques de exploración ubicados en la cuenca de Foz do Amazonas, a 120 kilómetros de la costa brasileña.

Este ejemplo es parte de un escenario que es analizado por inversionistas, empresarios y economistas. Sin embargo, existe otra agenda que muestra a la industria mundial en plena transformación.

A diferencia de Argentina donde los ajustes de estructuras sólo se centraron en peleas gremiales y en los flujos de caja de las operadoras; las grandes compañías petroleras aprovecharon los cambios para acelerar la transformación digital, reducir el costo de los pozos horizontales y las etapas de fracturas mejorando su productividad

Con la información que comenzaron a publicar en los sitios especializados, los jugadores que están dos pasos delante, aprovecharon la baja demanda para ajustar los programas de digitalización, optimización y reducción de los costos.

El mes pasado se conoció que las empresas IBM, Red Hat y Schlumberger firmaron un acuerdo para utilizar la plataforma Red Hat Open Shift bajo entorno DELFI.

El entorno de exploración y producción cognitivo DELFI es una tecnología colaborativa que incorpora análisis de datos e inteligencia artificial aprovechando múltiples fuentes de datos. La concepción es que operadoras, proveedores y socios de todas las regiones del mundo puedan trabajar desde un entorno digital con una plataforma abierta que facilite la colaboración, innovación y aceleración en la toma de decisiones.

Otro grande de la industria es Saudi Aramco que aceleró los estudios sobre la aplicación de termoquímicos en la industria. De acuerdo con la información publicada, “al aumentar las temperaturas en el fondo del pozo, necesita menos de todo lo que está en la superficie”.

Por lo menos es lo que el mundo del petróleo espera que se compruebe en las pruebas de campo de las formaciones de gas de Arabia Saudita que se realizarán durante este año.

La investigación que lleva adelante la empresa más grande del mundo del petróleo y la Universidad King Fahd de Petróleo y Mineras de Dhahran (KFUPM) tiene como objetivo reducir los millones de dólares que demandan las fracturas hidráulicas. Para el responsable de la investigación, “reducir más de la mitad la cantidad de equipo y agua que normalmente se necesita para estimular los pozos” reduciría los costos y al mismo tiempo “el número de etapas de fracturas improductivas”.

El anuncio fue compartido por Ayman Al-Nakhli, químico y científico del Centro de Investigación Avanzada EXPEC de Saudi Aramco en la Conferencia de tecnología de Recursos No Convencionales (URTeC), virtual 2020.

Al-Nakhli sostuvo que “el termoquímico creará un pulso de presión en el fondo del pozo para romper la roca, y luego se podrá propagar la fractura con fluidos hidráulicos”.

Los científicos publicaron los resultados de las pruebas que se desarrollaron en tres tipos diferentes de rocas, incluidas muestras de Eagle Ford Shale de Texas. Según la información técnica, la presión de ruptura de esta roca utilizando agua fue de 2000 psi, y de 900 psi cuando se administró termoquímicos; es decir que la cifra bajo un 55%.

Estos resultados son fundamentales para Saudi Aramco y la industria mundial. Reducir el tamaño de una flota de fractura a tres cuartas partes de su potencia sería en si mismo una revolución para los desarrollos de No Convencionales.

Como observamos, existe otra mirada de la industria en plena pandemia. Algunas compañías solo evalúan que de la actual crisis solo se sale reduciendo costos; otras avanzando hacia la transformación e integración digital y, algunas un poco más audaces, incentivando las investigaciones para reducir la presión en las fracturas, el tiempo de bombeo y la utilización de agua. Modelos de empresas que tienen otra agenda, la agenda energética.

Fuentes: JPT, Bloomberg, PetroPerú

Comentarios