Crisis petrolera

La guerra del petróleo impacta en los proyectos de Argentina

Los precios del petróleo continuaron subiendo ante la perspectiva de un potencial repunte en la demanda de combustible. La reapertura de las economías es observada por los principales directivos de las petroleras. Las actuales restricciones de la OPEP generan un equilibrio en el mercado que restringe la industria no convencional norteamericana.
miércoles, 13 de mayo de 2020 · 12:36

La destrucción de la demanda puso sobre la mesa la discusión si verdaderamente existirá un repunte de la actividad en próximo año o si los recortes impulsados por la OPEP servirán para estabilizar el precio del barril en los U$D 50.

En esta semana el WTI llegó a superar los U$D 26 mientras que el Brent pasó el umbral de los U$D 30 el barril. Una señal que para muchos es alentadora y para otros esconde una estrategia comercial.

El Ceo de Royal Dutch Shell, Ben van Beurden, sugirió que es improbable un repunte de la actividad, incluso más allá de 2020. “No esperamos una recuperación de los precios del petróleo o de la demanda de nuestro productor en el mediano plazo” dijo.

“Básicamente tenemos una crisis de incertidumbre. Incertidumbre sobre la demanda, sobre los precios”, dijo van Beurden en un video cuando presentó los resultados del primer trimestre a fines de abril. 

Bernard Looney, Ceo de British Petroleum (BP), admitió que la pandemia podría afianzar ciertos cambios sociales (más teletrabajo, menos desplazamientos, menos vuelos comerciales) ocasionando una merma en el consumo. “No va a pasar que el petróleo tenga mas demanda. Es probable que (el petrolero) tenga menos demanda” sentención Looney a medio especializado Oil Price.

Pero en materia de mercado, no todos están de acuerdo. Existen voces que piensan distintos. El ejecutivo de Exxon Mobil, Darrel Woods, dijo que las tendencias a largo plazo “no han cambiado”.

Por otro lado, la agencia de información global IHS Markit consideró que la demanda de petróleo volverá a la normalidad a fines del 2021. "Puede ser difícil de comprender ahora. Pero salvo una segunda ola de una pandemia, casi toda la demanda anterior a COVID podría regresar en la segunda mitad de 2021 ", expresó Roger Diwan, vicepresidente de servicios financieros de IHS Markit.

Si bien las principales compañías petroleras del mundo tienen visiones diferentes sobre el futuro del mercado petrolero, el informe de Instituto sobre Estudios de Energía de Oxford (OIES) consideró que las actuales restricciones a la producción -de la OPEP- provocan un déficit de oferta que terminarán impulsando la demanda mundial. Sobre este análisis, el informe sostiene que el actual exceso de inventario de petróleo impacta sobre el precio, equilibrando el valor del barril entre los U$D 40 y U$D 50 durante el 2021.

Reducir la oferta impulsa los precios a los U$D 50 por barril, algo que los estados productores lo analizan como un potencial riesgo entendiendo que este nivel podría despertar el retorno del esquisto bituminoso norteamericano. Mantener el mercado bien abastecido es una prioridad en los nuevos escenarios mundiales. Mientras tanto, las grandes compañías iniciaron sutiles acciones comerciales para ganar terreno en segmentos del mercado mundial.

Al parecer, la estrategia mundial pasa por vender mucho crudo a un precio sostenido y evitar el rebote de las perforaciones norteamericanas. Una guerra comercial que impacta directamente en los proyectos petroleros de Argentina.

Comentarios