SEGUNDA PÉRDIDA CONSECUTIVA

Schlumberger reduce 21.000 empleos en todo el mundo

El mayor proveedor de servicios petroleros del mundo informó la segunda pérdida consecutiva y aseguró que reducirá la plantilla de empleados en sus operaciones
lunes, 27 de julio de 2020 · 00:00

En la reunión de inversionistas el Comité de Dirección de Schlumberger informó que el balance del segundo trimestre arrojó una pérdida de U$D 3.434 mil millones.

Segun informó la compañía, la dramática caída de los ingresos se debió "al deterioro de activos que sufrieron las operaciones de esquisto en Estados Unidos". El CEO, Olivier Le Peuch, aseguró en la reunión que este segundo trimestre “fue el más desafiante de las últimas décadas”.

En la conferencia transmitida por internet, el Comité de Dirección de la compañía consideró reducir 21.000 empleos después de comunicar que la pérdida neta en el balance trimestral fue de U$D 3.434 mil millones.

Este es el segundo balance consecutivo con pérdida millonarias. Durante el primer trimestre la empresa registró una pérdida de U$D 7.376 que la obligó a iniciar una rápida reestructuración de su cartera de negocios, entre los cuales se vio afectado Argentina.

“Los ingresos del segundo trimestre disminuyeron un 28% debido a la caída sin precedentes de la actividad en América del Norte y la caída de la actividad internacional” dijo el ejecutivo Le Peuch a los inversionistas.

Si bien la actividad en Estados Unidos venía registrando una desaceleración producto de los problemas financieros de las operadoras, "en el segundo trimestre los negocios internacionales se vieron interrumpidos por la baja de los presupuestos de los clientes por el Covid-19” expresó Olivier Le Peuch en la reunión.

“Solo los ingresos de Norteamérica disminuyeron un 48% a medida que los clientes recortaban los gastos” agregó el ejecutivo. Hay condiciones para un modesto aumento de la actividad sobre fines del tercer trimestre, pero la lenta recuperación económica global y la potencial amenaza de una segunda ola de Covid-19 en el hemisferio norte condiciona la reactivación.

Este nuevo escenario es analizado por los equipos de las compañías internacionales que semana tras semana deben realizar ajustes en sus gastos operativos para equilibrar el flujo de caja. La meta impuesta de los grandes jugadores petroleros es llegar en condiciones a fin de año y para ello dejaron atrás los bonos, los dividendos, los premios y las horas taxi.

Los que saben, entendieron que llegó el momento de un cambio cultural; lo que aún no comprendieron continúan añorando los viejos paradigmas de la industria petrolera.

Comentarios