META GEOPOLITICA

Martínez y Scioli promueven el proyecto Neuquén-Porto Alegre

Los funcionarios argentinos mantuvieron un encuentro con el Ministro de Energía de Brasil para analizar la posibilidad de avanzar con el proyecto del gasoducto Federal.
miércoles, 30 de septiembre de 2020 · 13:30

El secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, participó este martes de una videoconferencia con su par de Brasil, Bento Albuquerque, para analizar la posibilidad de construir el gasoducto que conecte Vaca Muerto con Porto Alegre.

El encuentro fue gestionado por el embajador en Brasil, Daniel Scioli y se analizó el intercambio comercial energético entre ambos países que representa U$D 500 millones anuales. Según informó la embajada argentina también se abordaron temas de intercambio en energía nuclear y eléctrica.

El país vecino desarrolló una política energética de largo plazo más allá de los distintos cambios de gobierno; lo que le posibilitó llegar a ocupar el liderazgo de la actividad petrolera en aguas profundas del hemisferio sur. Argentina, por su parte, recién inicia con marchas y contramarchas el desarrollo de Vaca Muerta y la búsqueda de mercados.

Según pudo conocerse, en la reunión se conversó sobre los avances del proyecto del gasoducto Uruguayana-Porto Alegre y la posibilidad de unir este ducto a nuestro país. Este dato es importante para avanzar en el proyecto que tiene en carpeta la Secretaría de Energía para la construcción del gasoducto que uniría Neuquén con la frontera de Brasil.

La obra tendría una extensión de 2.400 kilómetros con una inversión de U$D 5.000 millones. El diseño del proyecto prevé un ducto de 1.430 kilómetros hasta el límite fronterizo y otros de 600 kilómetros hasta Porto Alegre donde se conectaría a la red de gas brasilera.

A diferencia de la gestión anterior, la estrategia del Gobierno Nacional para Vaca Muerta es avanzar con obras de infraestructura que posibiliten abrir mercados regionales. En este sentido, los equipos vienen trabajando en la factibilidad técnica y comercial del proyecto.

Según trascendió, el escollo más importante se encuentra en la mirada política que tiene Brasil sobre Argentina, más que en la factibilidad técnica del propio plan.

Por ese motivo, el ministro de Energía del vecino país, Bento Albuquerque, fue cauto al finalizar la reunión destacando la necesidad de “continuar con una agenda para intercambiar información de la matriz energética” de ambos países y la importancia de continuar con los mecanismos de integración.

Bajo este contexto, el desafío técnico-comercial del gobierno argentina para Vaca Muerta parece pequeño. Al interpretar las frases del comunicado se vislumbra que, tanto Martínez como Scioli, están planteando la meta geopolítica de “profundizar la integración energética” entre ambos países. Un desafío que no solo potenciaría a Vaca Muerta sino a la economía de la región.

Comentarios