CORTES Y ABASTECIMIENTO DE GAS

La crisis neuquina y el riesgo de abastecimiento

Una crisis que nadie dimensionó y una estrategia que pone en riesgo el abastecimiento gasífero del 70% de la población del pais.
martes, 20 de abril de 2021 · 09:39

Hace más de 50 días que la primera linea de salud de la provincia energética por excelencia está reclamando un incremento salarial. La administración Gutierrez pasó de ignorar el reclamo de su gente, a intentar negociar una salida al conflicto.

En realidad, minimizar el reclamo e ignorarlo fue el combustible necesario para que se adhirieran otros sectores de la sociedad. Jugar con el silencio y dejar que otros actores sociales se expresaran en nombre del gobierno fue la errada estrategia provincial.

El reclamo se convirtió en conflicto, y el conflicto en crisis. Según Freud, la crisis tiene que ver con las alteraciones y rupturas que puede producir un cambio (en un individuo, en una organización, como en la sociedad).

La definición se ajusta al actual contexto que, sumado a los resultados inesperados, genera un estado de desequilibrio e incertidumbre en los sectores productivos de la provincia.

Para los analistas organizacionales, Neuquén está transitando una crisis de representatividad que puede extenderse más allá de las instituciones intermedias. En este contexto, el Ministerio Público Fiscal debió recurrir a una instancia de diálogo o negociación con el objetivo de flexibilizar los cortes.

Las estrategias, métodos y viejos actores de la política neuquina no alcanzaron para destrabar el conflicto, y como un volcán en erupción este fin de semana se incrementaron los bloqueos en toda la provincia.  Como resumen, de los primeros 40 días de reclamo se pasó a 12 días de cortes ininterrumpidos.

El resultado se representa en los 40 equipos y 30 frentes de trabajo paralizados en los distintos yacimientos, más de U$S 18 millones de pérdida en stand by y 8.000 trabajadores que terminaron como rehenes de un conflicto salarial que desembocó en una crisis institucional.

Neuquén y el abastecimiento de gas corre riesgo

“Neuquén está en crisis” fue la definición de algunos viejos petroleros que asesoran a las principales operadoras de la cuenca. Si bien se cuentan las pérdidas, “nadie tiene una clara dimensión del problema…” fue el resumen de una reunión virtual que analizó el contexto provincial.

Si bien los gasoductos están operando con normalidad, existe un riesgo operativo que al parecer nadie está evaluando. “Tratayen es un punto neurálgico del sistema de transporte… y alli se encuentran los puntos de venta de gas de las principales operadoras de la provincia” comentó un reconocido ingeniero de la industria.

En este pequeño paraje cerca de la localidad de Añelo nacen los gasoductos Centro Oeste y el Neuba II. “Desde este lugar, se inyecta más del 70% del gas natural que consume el país y nadie está evaluando la gravedad de esta situación” comentó el profesional con 30 años en la industria.

En enero de este año, el Neuba II recibió el 20% y el Centro Oeste el 21% de la producción de la cuenca neuquina. Desde Tratayen sale el gas para más de 6 millones de consumidores entre distribuidoras, generadoras e industrias.

Para dimensionar el riesgo que significa que el punto de venta de estos gasoductos esté trabajando hace 12 días sin asistencia operativa y técnica, hay que conocer que el 68% de la capacidad de transporte está destinado a distribuidoras como Camuzzi y Metrogas, el 15% a las generadoras eléctricas y el 9% a las grandes industrias como Aluar y Profertil.

“Cortar este punto geográfico significa limitar el sistema de transporte y con ello poner en riesgo el abastecimiento de gas natural de las industrias, las generadoras de electricidad y el consumo doméstico de una gran parte de la población” explicaron para entender las debilidades que tiene la negociación del gobierno provincial.

La realidad operativa indica que muchos yacimientos iniciaron este fin de semana maniobras para disminuir producción debido a la imposibilidad de evacuar los líquidos. A la incertidumbre generalizada se suma el desgaste físico e intelectual de los operarios y la paralización de gran parte de la producción de los campos.

Sencillamente, esto significa que los yacimientos neuquinos en poco tiempo comenzarán a producir menos hidrocarburo, el sistema de transporte recibirá menos gas y se encenderá la luz amarilla en los anillos de distribución de las grandes poblaciones.

De no dar una solución definitiva a los bloqueos, el gobierno provincial seguirá no solo generando una pérdida millonaria a la industria sino pondrá en riesgo el sistema de transporte, y con ello el abastecimiento gasífero del 70% de la población del país.

Mantenete informado todo el día. Escuchá AM550 La Primera aquí

Seguinos por la tele, en CN247 aquí

Comentarios