CON LA DOMICILIARIA A OTRA PARTE

Echaron de un barrio cerrado a imputados en un homicidio

Los llevó la Policía a Los Cerezos 1 de Plottier. La presión de los vecinos hizo que se defina otro lugar para que cumplan prisión domiciliaria.
viernes, 16 de octubre de 2020 · 12:08

Así como ocurrió hace días cuando la Justicia le concedió prisión domiciliaria al empresario santacruceño Lázaro Báez y los habitantes del country se opusieron, vecinos de un barrio semi cerrado de Plottier estallaron de furia el jueves por la noche por la presencia de dos jóvenes acusados de homicidio, a quienes les dictaron ocho meses de prisión domiciliaria. Es que habían fijado residencia en la casa de un pariente que vive allí, en el barrio Los Cerezos 1.

El episodio “no pasó a mayores” reveló a mejorinformado.com una fuente policial, y es ahora la Justicia la que deberá determinar un nuevo domicilio para que los imputados -hermanos identificados con las iniciales F.D.C y S,M,L- cumplan con la medida cautelar por los próximos 8 meses.

“Los vecinos de Los Cerezos 1 se enteraron que estas dos personas habían fijado domicilio en la casa de un pariente que vive allí y fue tanta la presión que ejercieron que se desistió de que cumplan la prisión domiciliaria en esa casa”, afirmó la fuente.

Los móviles policiales llegaron con los acusados hasta el domicilio fijado, y de inmediato fueron cercados por vecinos que expresaron su desacuerdo con lo dictado por la Justicia, y pidieron “que vayan a una cárcel”.

Las fotografías del episodio fueron publicadas en la página de Facebook de Top Noticias, de Plottier, en la que apareció una gran cantidad de mensajes de aprobación por la gesta vecinal.

Los jóvenes, de 20 y 21 años, quedaron imputados del asesinato a puñaladas de Franco Merluccio, de 27, ocurrido durante una pelea en el barrio Melipal.

Ambos integraban un grupo numeroso de “amigos” que se habían juntado el martes a la noche para compartir bebidas alcohólicas, hasta que alrededor de las cuatro y media de la madrugada del miércoles se registró una pelea.

Los vecinos llamaron a la comisaría 21 cuando observaron que el grupo de dispersaba y quedaba tendido en el piso un joven con sus ropas ensangrentadas. Cuando llegó la ambulancia, un médico constató que Merluccio ya estaba muerto. Presentaba cinco heridas de arma blanca en abdomen y espalda.

La audiencia de formulación de cargos se desarrolló a última hora del jueves y en la que la jueza de Garantías Ana Malvido dispuso para los acusados ocho meses de prisión domiciliaria. La fiscalía de Homicidios había solicitado prisión preventiva en un establecimiento penal, ante el riesgo de fuga y entorpecimiento de la investigación.

Comentarios