CONMOCIÓN EN TRELEW

Manejaba borracho, atropelló y mató a una mujer policía

El conductor y su padre, empleado del Ministerio de Salud, quedaron demorados luego de atropellar a una empleada policial. Los test de alcoholemia dieron positivo, a ambos.
jueves, 19 de noviembre de 2020 · 00:00

El conductor de una camioneta y su padre, empleado del Ministerio de Salud, que provenían de Gan Gan, Chubut, quedaron demorados luego de atropellar a una empleada policial que cubría un incendio vehicular. Los test de alcoholemia realizados a ambos dieron positivo.

El hecho sucedió en horas de la noche del martes en la zona de la bajada de Mangini, por la Ruta 25, entre Trelew y Gaiman, cuándo una camioneta Ford Ranger proveniente de Gan Gan embistió a la cabo primero Daiana Reales, ocasionándole graves heridas que le causaron la muerte este miércoles.

Reales tenía 26 años y era madre de una niña de 6 años. Se esperan novedades de la Fiscalía de Trelew, ya que el conductor quedó libre en una primera instancia pero ahora cambió la carátula, según informó el portal El Patagónico. 

“Había dos móviles policiales apostados en distintos sectores de la ruta interviniendo en el incendio de un vehículo. La camioneta con los ocupantes procedentes de la localidad Gan Gan, el conductor de 32 años y su padre de 55, embistieron los conos, a la empleada policial y por poco también colisionan con la patrulla”, manifestó el comisario de Gaiman, Lucas Lencinas en Cadena Tiempo. Asimismo, agregó que fue “una imprudencia total que ha generado un desastre en la familia. Encima quedaron en libertad como si no hubiera pasado nada. Estamos hablando con la fiscalía para que tome intervención en el hecho”.

En rueda de prensa, el subjefe de la Policía del Chubut, Néstor Gómez Ocampo manifestó que los empleados que estuvieron en el lugar contaron que había buena visibilidad del móvil policial en el lugar de la ruta donde estaba la oficial Reales y que tanto los Bomberos como un agente policial que asistieron al lugar lo pudieron confirmar: “Se veía de muy lejos el móvil y las luces reglamentarias, al igual que la iluminación de una unidad de Bomberos que esta trabajando en la zona”. 

Conforme al testimonio de los compañeros que se encontraban esa noche con Reales, Ocampo afirmó que luego de lo sucedido “los ocupantes de la camioneta estaban en estado de shock y llorando, fuera del vehículo. Hay marcas de una frenada muy extensa sobre la ruta, en el lugar donde fue atropellada la empleada policial”.

Por último le envió sus condolencia a la familia y afirmó que en cuanto al sepelio de la policía sostuvo: “Vamos a llevar adelante el protocolo del personal policial que fallece en acto de servicio, con los cuidados que corresponden. A la cabo primero le corresponde un ascenso post mortem. Se merece todo el honor y respeto”.

Comentarios

Otras Noticias