NO HABRÁ GENDARMERÍA

En Neuquén hay menos delitos, pero con más violencia

Lo aseguró la ministra de Gobierno y Seguridad, Vanina Merlo. Dijo que hay un 50 por ciento de los delitos registrados antes de la pandemia.
martes, 28 de julio de 2020 · 13:30

Si bien aseguró que la tasa delictiva medida durante el actual contexto de pandemia es del 50 por ciento a la registrada antes del 20 de marzo, la ministra de Seguridad, Gobierno y Trabajo de Neuquén, Vanina Merlo, admitió que los últimos delitos se han registrado “con un nivel de violencia importante”. No obstante, a diferencia en lo que ocurre en lugares como el conurbano bonaerense o Rosario, la funcionaria señaló que “no amerita el pedido de movilización de fuerzas federales de seguridad”.

La funcionaria fue abordada por la prensa para consultarla sobre la situación de la provincia de Neuquén en materia de inseguridad, teniendo en cuenta lo que ocurre en otras zonas “calientes” del país como el conurbano bonaerense donde los hechos delictivos muestran una variada gama de modalidades, pero todas con un alto nivel de violencia que llega a la muerte de los delincuentes o de las víctimas.

La funcionaria explicó que el nivel de hechos delictivos en Neuquén tiene directa relación con la mayor o menor circulación en las calles y, fundamentalmente, en la apertura de la actividad comercial.

“Tenemos que tener en cuenta que desde el inicio de la pandemia, hemos vivido diferentes etapas, con mayor o menor circulación; actualmente estamos en la fase en la que hemos superado el 90 por ciento de las actividades habilitadas y en algunos lugares del interior de la provincia hemos llegado al 100” afirmó. Y agregó que “esto hace que se vuelva a tener mayor circulación en las calles”.

“La tasa delictual no ha llegado ni al 50 por ciento de la tasa que teníamos anterior a la pandemia, pero los hechos que se han registrado últimamente, como entraderas o robos calificados, se han registrado con importantes niveles de violencia” expresó Merlo. Pero, sin embargo, señaló que ello “no amerita pedir ayuda a fuerzas nacionales de seguridad”, tales como la Gendarmería o la Prefectura.

“Estamos abocados a profundizar lo que es la seguridad inespecífica, que tiene que ver con la seguridad ciudadana, con generar espacios públicos más seguros, con mayor y mejor iluminación o despejar zonas con demasiado arbolado, y hacer parte al ciudadano de estos procesos y acciones para que se sientan más seguros”, explicó.

Luego advirtió sobre la reiterada modalidad de robo de vehículos en la vía pública, con la utilización de inhibidores de la señal de alarmas. “Les pedimos que cuando se bajen de auto y accionen el sistema de cerramiento electrónico y la alarma, verifiquen si efectivamente las puertas quedaron trabadas; hemos tenido muchos casos en los que la persona egresa a su auto y se encuentra con que le han robado sus pertenencias”.

Comentarios