Denuncia contra el palista

Entrenamiento, merienda, masajes y tocamientos

La joven que se animó a denunciar contó lo que hacía el padre de Néstor Pinta, mientras el deportista era el DT.
viernes, 3 de julio de 2020 · 00:59

Todo era gloria en la vida de Néstor Pinta. Múltiple campeón de la regata del río Negro y títulos a nivel mundial que le permitieron llegar primero a la Escuela de Canotaje de Patagones y después a la dirección de deportes de su ciudad, Carmen de Patagones. Pero todo cayó rápidamente, una joven denunció que los entrenamientos finalizaban en la casa de su padre Aldo, quien llevaba a las chicas a su habitación matrimonial y les hacía masajes, siempre de a una y con la puerta cerrada. En el caso particular de la denunciante, asegura que la penetraba con los dedos en la vagina cuando ella tenía 14 años.

Merendaban y después continuaba el entrenamiento físico en una especie de gimnasio que tenía el deportista al lado de su vivienda. Mientras se producía la merienda, el padre hacía pasar a una, dos o tres chicas, siempre de a una, todas las tardes. Con la escusa de hacerles masajes producía tocamientos de índole sexual y en el caso de mi clienta, además de los tocamientos la penetraba con los dedos en la vagina

El abogado de la joven, que hoy tiene 19 años, Manuel Maza contó que “ha denunciado un delito cometido en contra de su integridad sexual y el presunto autor sería Aldo Pinta (quien se suicidó el martes 30 de junio). Los abusos sexuales se cometerían prácticamente en presencia de Néstor “Piri” Pinta, hijo del fallecido e instructor de canotaje de la denunciante en ese tiempo”, por eso la acusación contra el deportista es "facilitación y promoción.de corrupción de menores", con el agravante de ser quien tenía la guarda de la menor al ser su entrenador deportivo.

Los abusos habrían ocurrido desde fines de 2015 a septiembre de 2016 por el padre de Pinta cuando la joven tenía 14 y 15 años. "La denuncia no es contra esta persona porque falleció y la acción penal se extingue pero sí contra Néstor Pinta que en ese momento habría tenido pleno conocimiento de estos sucesos y era el instructor de remo de la Escuela de Canotaje que era donde esta chica era alumna" explicó el abogado.

La actividad de la Escuela Municipal era de lunes a sábado en el río, una vez terminado el entrenamiento, los jóvenes (hombres y mujeres) iban hasta la casa de Néstor Pinta, "merendaban y después continuaba el entrenamiento físico en una especie de gimnasio que tenía el deportista al lado de su vivienda. Mientras se producía la merienda, el padre hacía pasar a una, dos o tres chicas, siempre de a una, todas las tardes. Con la escusa de hacerles masajes producía tocamientos de índole sexual y en el caso de mi clienta, además de los tocamientos la penetraba con los dedos en la vagina", aseguró Maza.

Maza además, enfatizó en que la familia de la joven y la familia Pinta se conocían desde hace muchos años con un "vínculo estrecho; hay fotos y filmaciones que retratan a las partes involucradas”, y que "es una denuncia muy seria con elementos probatorios que entendemos que vamos a poder reeditar en las distintas etapas por las que va a atravesar la causa pero no deja de ser una denuncia que tenemos que probar".

También el abogado confirmó que "hemos indicado compañeras de la denunciante. Sus nombres están en la denuncia y figuran como testigos. Si esas personas manifiestan que vivieron la misma situación se tendrá que generar una causa penal a la par".

En cuanto a Aldo Pinta, se especula que tomó conocimiento de la inminente presentación de la denuncia penal y esa habría sido la razón del suicidio. Según consta en el acta policial, el hombre de 61 años se disparó con una carabina a la altura del esternón. El cuerpo fue encontrado tirado en el piso con el arma en el costado

Por otra parte se supo que el deportista presentó la renuncia a su cargo el jueves por la tarde.

 

Comentarios